• Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:15

Deportes

Se agotan los tickets para ver a Messi en semi entre EE.UU. y Argentina

El choque de semifinales promete ser uno de los partidos más interesantes de una Copa América que transcurre de forma casi intrascendente en Estados Unidos y en la que el astro Lionel Messi ratificó que es tan convocante como la selección local.

Messi en Argentina
Se agotan los tickets para ver a Messi en semi entre EE.UU. y Argentina

Los tickets para ver la semifinal entre el anfitrión Estados Unidos y la Argentina de Lionel Messi se agotaron 24 horas antes del partido, anunciaron hoy los organizadores. 

Se vendieron las cerca de 70,000 localidades disponibles en el NRG Stadium de Houston, que tiene la particularidad de estar absolutamente techado y refrigerado con aire acondicionado para evitar el intenso calor que hace en esa región del estado de Texas. 

La primera semifinal del certamen se disputará mañana a las 20:00 horas (01:00 GMT) y el ganador se medirá en la final con el vencedor de la llave entre el actual campeón Chile y Colombia. 

Argentina busca tercera final consecutiva

El conjunto sudamericano llega con Messi en su mejor momento, ya recuperado de la lesión en la espalda que demoró su debut en el certamen y con el récord como goleador histórico de la selección argentina bajo el brazo.

Sin embargo, Estados Unidos será "un rival muy duro" a superar rumbo a la gran obsesión de conquistar el torneo, en palabras del crack. "La cabeza nuestra está en poder levantar la Copa que tanto deseamos", confesó Messi, tras perder en los últimos dos años las finales del Mundial de Brasil 2014 y la Copa América 2015.

"No es fácil llegar a dos finales y ahora estar en semifinales. Es complicado hacer lo que hizo este grupo en los últimos tres años", sostuvo el delantero del Barcelona.

El equipo dirigido por Jürgen Klinsmann es "un rival fuerte físicamente". "Un rival que si lo dejás jugar lo hace muy bien, que intenta tener posesiones largas también. De llegar con los laterales por afuera y de jugar mucho por adentro. Más allá de que es el local, es un rival interesante porque tiene muy buenos jugadores", advirtió Messi.

Klinsmann aseguró que "no le tiene temor a la Argentina". Y así como neutralizó a Cristiano Ronaldo en Brasil 2014, "hay formas de frenar a Messi". "Estamos listos para morder, pelear, perseguirlos, estar sobre ellos. Si repetimos eso y sumamos un poco más, será divertido. Estamos totalmente preparados para Argentina y dar una súper pelea", declaró el entrenador alemán.

El defensor Matt Besler advirtió sin embargo que "a Messi no se lo puede frenar uno a uno, es un trabajo de todo el equipo". "Y aún así va a tener tres o cuatro oportunidades buenas y la reacción del equipo tendrá que ser la mejor", anticipó. Para el capitán estadounidense, Michael Bradley, será cuestión de "hacerle los espacios más estrechos una y otra vez durante 90 minutos".

Klinsmann aclaró además que el equipo no se resguardará en el fondo para defenderse de la ofensiva argentina. "Si quieres llegar a la final, tienes que anotar goles". 

El seleccionador argentino, Gerardo Martino, consideró "una cosa lógica" que Estados Unidos "intente neutralizar al mejor jugador del mundo". "También me parece una cosa lógica que todas las formas de neutralizarlo estén dentro de lo legal", sugirió.

"Deseo hacer un buen partido, que Argentina gane, que Leo juegue bien y el resto de los jugadores también", resumió Martino. "La ilusión es volver a jugar una final". 

Estados Unidos sufrirá sin embargo mañana la ausencia de tres jugadores clave por amonestaciones, Bobby Wood, Jermaine Jones y Alejandro Bedoya, quienes suelen aportar velocidad y ataque vertical en la ofensiva. Fueron los socios del gol del "cowboy" Clint Dempsey, el veterano referente y el futbolista más desequilibrante del plantel anfitrión. Su reemplazo será uno de los mayores desafíos de Klinsmann a la hora de buscar un equilibrio entre defensa y ataque.

En tanto, Argentina puede ser mucho más que sólo Messi. El delantero Gonzalo Higuaín, máximo artillero de la liga italiana, ratificó su peligrosidad con dos goles ante Venezuela mientras Sergio Agüero aguarda en el banco su oportunidad de seguir batiendo vallas.

El volante ofensivo Ángel Di María no llegó aún a recuperarse de una lesión muscular y Nicolás Gaitán está sancionado y además sufrió una contractura en el isquiotibial izquierdo, pero Ezequiel Lavezzi y Erik Lamela dejaron en claro que pueden ser buenos sustitutos. El técnico Gerardo Martino demostró tener variantes para vertebrar el mediocampo, pero la defensa vivirá una prueba de fuego con las veloces jugadas de contra norteamericanas.

La selección argentina tendrá sin embargo muy poco tiempo para preparar la estrategia, apenas un solo entrenamiento.

Estados Unidos arribará al partido decisivo en el cálido y húmedo clima de Houston con dos días más de descanso que los sudamericanos. El jueves venció 2-1 a Ecuador en cuartos de final en Seattle, mientras que Argentina obtuvo el pase a semis el sábado al golear 4-1 a Venezuela en Foxborough y apenas arribó a Houston en la noche del domingo.

Comentarios