• Diario Digital | sábado, 28 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Japón

Condenan a un hombre por matar a 9 personas que publicaron intenciones suicidas en Twitter

Ocho de las nueve víctimas eran mujeres, a quienes violó y descuartizó.
Cuchillo
Imagen de carácter ilustrativo por Niek Verlaan/Pixabay.com
Condenan a un hombre por matar a 9 personas que publicaron intenciones suicidas en Twitter

Un japonés de nombre Takahiro Shiraishi, de 30 años, ha sido encontrado culpable por el Tribunal de Distrito de Tokio de asesinar a nueve personas que publicaron intenciones suicidas en la red social de Twitter.

El sujeto cometió los crímenes entre agosto y octubre de 2017 y fue apodado como “El Asesino de Twitter”.

De acuerdo con la acusación, Shiraishi contactaba con personas que expresaban pensamientos o intenciones suicidas por medio de Twitter, les decía que él les podía ayudar y las citaba en su apartamento de la ciudad de Zama.

Ocho de las nueve víctimas eran mujeres, quienes llegaron al apartamento y al ingresar fueron amarradas con cables de corriente, las estrangulaba, violaba, les quitaba sus pertenencias y las asesinaba.

El único hombre al que mató era el novio de una de sus víctimas, que llegó al apartamento de Shiraishi ya que su novia le había contado, antes de ser asesinada, que tenía un amigo por internet de apellido Shiraishi.

Los asesinatos fueron descubiertos cuando en octubre de ese año la Policía investigaba un caso de una joven desaparecida, ingresaron a la vivienda y localizaron nueve refrigeradoras que contenían restos de los cuerpos, por lo que arrestaron al hombre.

En el juicio, uno de los alegatos de la defensa para tratar de disminuir la pena de prisión era que las víctimas querían morir, pero el juez dijo que ninguno de los asesinados había expresado el consentimiento a ser asesinado.

Otra de las estrategias que fueron desbaratadas por las autoridades fue decir que Takahiro Shiraishi era mentalmente incompetente, pero cinco exámenes psicológicos determinaron lo contrario.

Comentarios