• Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 11:40

Internacionales

El drama mexicano para rescatar a Frida Sofía y a sus compañeros de clase en escuela derrumbada

El terremoto ha dejado al menos 230 muertos en el centro del país norteamericano

terremoto-en-mexico-2536265w620
El drama mexicano para rescatar a Frida Sofía y a sus compañeros de clase en escuela derrumbada

México se ha despertado entre destrozos y pérdidas importantes por culpa del terremoto de magnitud 7.1. El país quedó devastado y la cifra de muertos es de al menos 230 personas. La capital sufrió la peor parte y al menos 40 edificios colapsaron con personas en su interior. Una de estas construcciones fue el Colegio Enrique Rébsamen, Coapa, en la ciudad capital, donde fallecieron 21 niños y cuatro adultos. Aún quedan menores atrapados, como Frida Sofía.

Los rescatistas trabajan ahora a contrarreloj entre las ruinas. Cada minuto cuenta para encontrar a personas con vida debajo de los cascotes. La Secretaría de Marina (Semar) de México ha informado que están “muy cerca” de rescatar a la pequeña Frida, de 12 años.

“Sabemos de una niña que nos consta que está viva, y ella nos hace ver que tiene cerca de otros niños con vida, pero a nosotros no nos consta la cantidad”, avisaronn con cautela desde el Semar.

El oficial mayor de la Secretaría, almirante José Luis Vergara, reportó a un medio local que han tenido que cambiar la estrategia para acercarse a la niña. Frida Sofia se ha convertido en un símbolo de los esfuerzos para hallar sobrevivientes. Todos están pendientes de su rescate mientras ella espera cobijada debajo de una mesa de granito. La pequeña ha pedido agua y ha mencionado que está inmovilizada por la presión de una loza del inmueble, solo puede mover una mano.

La última información facilitada por las autoridades detalla que están tratando de llegar a la niña desde arriba tras romper una de las losas. También mantienen abierta la posibilidad de llegar a ella a través de otro acceso. Por ahora los rescatistas están a unos tres metros y media de ella, por encima.

Aún no se ha podido tener contacto visual con la niña, pero han podido hablar con ella y localizarla con la cámara térmica. Silencio es lo que más se está pidiendo estas horas en México. Cuando un rescatistas alza la mano con el puño cerrado, todos se callan con la esperanza de oír algún resquicio de vida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios