• Diario Digital | jueves, 08 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Internacionales - Estados Unidos

Hello, my name is Joaquín Guzmán: "El Chapo" aprende inglés en la cárcel

El mexicano se ha visto obligado a aprender este idioma para comprender de mejor manera el proceso en su contra.

Chapo
Hello, my name is Joaquín Guzmán: "El Chapo" aprende inglés en la cárcel

El señalado como el líder del cartel de Sinaloa, Joaquín "Chapo" Guzmán se ha visto obligado a aprender inglés en las cárceles de Estados Unidos para pode tener una mejor comunicación con las partes involucradas en su proceso judicial en el que se le atribuyen los delitos de arcotráfico, homicidio, asociación delictiva y lavado de dinero.

Uno de los abogados del mexicano aseguró que el supuesto narco tiene encuentros con sus asesores legales en los que práctica lo aprendido en la prisión al hablar e incluso leer periódicos tanto en inglés como en español. Guzmán ha hecho las veces de traductor. 

"El Chapo" se ha visto en serios problemas al no saber dominar el inglés, este también es un impedimento para poder comenzar un proceso que le facilite las cosas en prisión. Pero los problemas no solo son en lo legal, Guzmán se comunica con los curas que visitan la cárcel a través de señas.

En declaraciones a la candena Univisión, los abogados de Guzmán alegaron que el hecho de tener a terceras personas viendo la documentación del proceso en contra de su cliente podría estar vulnerando la confidencialidad entre cliente y abogado al monitorear esos encuentros, pero la fiscalía rechaza que eso haya sucedido.

La defensa también mostró su malestar al ver como se han negado varias de las peticiones básicas realizadas por el mexicano desde su llegada a terrirotio estadounidense. En una de ellas pidió comprar agua embotellada -como puede hacer la población general de reclusos-, porque la que caía del chorro en la prisión le irritaba la garganta. 

Luego de varios permisos y firmas se le permitió la adquisición de las botellas con agua. También ha conseguido una radio y un reloj. Según sus abogados, los oficiales de prisión le habían quitado el reloj sin devolverle el dinero, aunque la defensa anunció que podrá recuperarlo.

Por último los abogados del mexicano destacan el impacto que tiene el aislamiento para los presos, tanto físico como sicológico. Un efecto que, según sus abogados, ‘El Chapo’ ha empezado a notar. Una petición del 13 de marzo enviada por la defensa dice que Guzmán sufre alucinaciones auditivas pues en ocasiones escucha una radio, aunque la suya esté apagada.

Comentarios