• Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:38

Internacionales - En Panamá

VIDEO: Policía se lanza a la calle a predicar y llevar un poco de música en plena pandemia de coronavirus

En países como Panamá y Colombia se está haciendo común esta práctica, tratando de llevar con ello un mensaje a los miles de personas en cuarentena.
Policía panameña
VIDEO: Policía se lanza a la calle a predicar y llevar un poco de música en plena pandemia de coronavirus

Tanto en El Salvador como en distintas partes del mundo, la Policía está jugando un rol protagónico, ya que aparte de brindar seguridad, control social y de ayuda humanitaria, está tratando de colaborar en la salud mental de las personas en el marco del encierro obligado por la pandemia del Covid-19.

En países como el nuestro, así como en otros de América Latina, la Policía se está involucrando con distintas actividades de tipo religioso y recreativo. La religión y la música se han convertido en canales o vías de escape, de salud mental y terapia para botar un poco de estrés. Como en toda calamidad, ya sean guerras, terremotos, tsunamis o hambrunas, las personas tratan de acercarse más a Dios, a un poder superior que les ayude a sobrellevar las penas.

Otros, optan por escuchar música, ver películas o interactuar en casa con dinámicas y juegos. Pero en países como Panamá, Colombia. y otros de la zona del Caribe, la música y la fiesta son del día a día.

Es así, que los cuerpos policiales de países como Panamá han ideado realizar conciertos musicales al aire libre, tanto en la capital como en otras ciudades, por ser ellos algunos de los que pueden desplazarse con libertad por las calles y avenidas por ser autoridad.

La idea es alegrar por algunas horas a los miles de personas que están en cuarentena. Otros, como en Colombia, llevan una especie de jornadas religiosas, con alabanzas y palabra de Dios a las comunidades.

En algunos puntos de los territorios, incluso interrumpen el tránsito vehícular para orar. Los automovilistas bajan de sus autos, algunos se arrodillan, y otros inclinan su rostro para pedir a Dios misericordia, un milagro, un fin a la pandemia del coronavirus, la peor crisis epidemiológica que ha vivido la humanidad en su historia reciente.

En El Salvador se han visto vehículos policiales llevando la palabra se Dios por medio de altavoces, aprovechando la tranquilidad de la noche.

 

Comentarios