• Diario Digital | lunes, 15 de julio de 2019
  • Actualizado 18:02

Judiciales - INVESTIGACIÓN

Los cabos que unen los casos judiciales del expresidente Saca con el de Funes

El fiscal general aseguró que Funes financió al movimiento UNIDAD, con el que Saca se postuló en las elecciones de 2014 y recorrió diversos sitios del territorio salvadoreño para poder tratar de conseguir nuevamente la presidencia.

Los cabos que unen los casos judiciales del expresidente Saca con el de Funes

Los hilos que se tejen entre los expresidentes Antonio Saca y Mauricio Funes parecen haberse terminado de hilvanarse durante el periodo de transición de la presidencia, en los pasillos de Casa Presidencial, previo a la entrega de mando el 1 de junio de 2009. Desde entonces, entre Saca y Funes habría una red que los uniría.

Tras conocerse los primeros detalles de cómo funcionaba la red de corrupción de Saca, sus exfuncionarios y los exempleados de Capres, también se ha conocido que estos incluso operaban de manera similar ya en la administración Funes (2009-2014), tal como a lo dio a conocer el mismo fiscal general, Douglas Meléndez. 

La semana pasada durante el juicio en el caso Saca, el exgerente financiero de Capres, Francisco Rodríguez Arteaga, reveló que cuando Saca dejó su cargo tras el gané del FMLN -el primer gobierno de izquierda y liderado Funes- este siguió recibiendo cheques a su nombre provenientes de fondos del Estado.

El excolaborador, quien inició sus labores en Casa Presidencia en 1990, aseguró que el dinero fue otorgado en los primeros días de la administración Funes a Saca, pese a que este ya no ejercía el máximo cargo del país. En aquel momento, dijo, se hizo a través de una “cuenta de transición” de la Presidencia luego del traspaso de mando. 

Rodríguez Arteaga aseguró que aunque Saca ya no era presidente, este tuvo que continuar ejecutando los movimientos económicos por un “compromiso que existía” con el exmandatario. 

Los mismos operativos en dos Presidencias

Pero la relación de Rodriguez Arteaga con Funes no queda ahí. El exempleado es imputado en los casos conocidos como “Destape a la corrupción” y “Saqueo público”, donde son procesados los expresidentes Saca y Funes, respectivamente, por el supuesto desvío millonario de fondos del Estado.

Del mismo modo, Pablo Gómez, exasistente Técnico Financiero, y Jorge Herrera Castellanos, jefe de Tesorería Institucional, son señalados en ambos casos. 

Los tres imputados habrían sido parte fundamental de la red de corrupción de Saca, que se habría mantenido durante la administración Funes y se habría perfeccionado. 

Sobre Gómez, la Fiscalía dice que fue el responsable de retirar $292 millones en bolsas negras para basura del Banco Hipotecario en la presidencia de Funes, donde tenía un trato “preferencial”. En el caso Saca, es el único que no ha querido someterse a un proceso abreviado y será el único que podrá probar su inocencia en el Tribunal Segundo de Sentencia. 

En cuanto a Herrera Castellanos, según la investigación fiscal, tenía como función administrar y custodiar la Cuenta Corriente Subsidiaria del Tesoro Público, de donde presuntamente fueron sustraídos $351 millones en la administración Funes, utilizando varios mecanismos, y que habrían sido sustraídos por la vía de la partida de Gastos Reservados o partida secreta de Capres. Al igual como admitió haberlo hecho en la administración Saca. 

Captura

Los tiempos de UNIDAD

El viernes pasado, el fiscal general de la República, Douglas Meléndez, aseguró que Funes financió al movimiento UNIDAD, con el que Saca se postuló en las elecciones de 2014 y recorrió diversos sitios del territorio salvadoreño para poder tratar de conseguir los votos necesarios y regresar a la presidencia.

“Mauricio Funes le entregó $6 millones a Antonio Saca para el movimiento UNIDAD”, comentó Meléndez, quien aseguró tener un testigo que señala esas supuestas acciones realizadas por el ahora exmandatario de la República asilado en Nicaragua por “persecución política”.  

UNIDAD fue un movimiento político que buscó la presidencia en las elecciones de 2014, en las que se coaligaron los partidos Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), del Partido de Concertación Nacional (PCN) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC). Los tres acuerparon la candidatura de Saca para la presidencia. 

Ante esto, la FGR señala a Funes como uno de los financistas del partido aunque no detalló de dónde provenía el dinero y si salieron de las arcas del Estado.

Sobre las declaraciones, Funes salió a rechazarlas desde su cuenta de Twitter: “En mi caso el Fiscal dice que tiene ‘testigos’ y con esa excusa se inventa cualquier cosa. En cambio habiendo revelado el propio Saca quiénes se beneficiaron de los 301 millones que sustrajo y lavó, el Fiscal sale con que ‘es difícil recuperar todo el dinero’ ¿A quiénes protege?”.

Además, cuestionó la razón del porqué la FGR no ha girado órdenes de captura en contra de los dirigentes de los partidos de l, pues eran parte de la integración de UNIDAD.

“¿Y si tiene testigos que dicen que mi gobierno le entregó 6 millones a GANA, PCN y PDC cuando crearon UNIDAD por qué no ordena la detención de sus dirigentes cómo sí lo ha hecho con mis familiares y exfuncionarios de mi gobierno? ¿O en ese caso no basta con que alguien lo asegure?”, preguntó Funes.

3

Un proceso abreviado para Funes

Tras una serie de señalamientos que hizo Meléndez el viernes pasado en un programa de entrevistas, se mostró en desacuerdo con los señalamientos que ha hecho Funes queriendo desmeritar la actuación fiscal. 

“Se robó tanto dinero, este Mauricio Funes es tan cínico que nos está cuestionando a nosotros, un corrupto sinvergüenza que hemos demostrado que robó”, puntualizó Meléndez.

El funcionario le propuso un procedimiento abreviado a Funes para el momento en que sea juzgado por los cinco supuestos delitos por el que la FGR lo acusa: peculado (apropiación de fondos públicos), malversación de fondos del Estado (cambiarle destino al dinero público), enriquecimiento ilícito, negociaciones ilícitas y tráfico de influencias (aprovecharse de su condición para influir en otros) durante su administración ejecutada en el periodo 2009 a 2014.

“Posiblemente le podemos dar un procedimiento abreviado igual al de Saca, posiblemente le podemos meter más años”, finalizó Meléndez.

Comentarios