• Diario Digital | domingo, 15 de diciembre de 2019
  • Actualizado 02:50

Judiciales - EN SANTA ANA

Caso de mujer que fue asfixiada con una almohada mientras dormía se encuentra estancado en el juzgado “por saturación laboral”

El Salvador Times fue notificado que debido a la saturación laboral, el Juzgado Especializado de Instrucción aún no ha trasladado el expediente al Tribunal de Sentencia que se encargaría de desarrollar la vista pública contra el esposo de la víctima. 

Caso de mujer que fue asfixiada con una almohada mientras dormía se encuentra estancado en el juzgado “por saturación laboral”

A más de un año de haber sido asesinada, el caso de Katherine Cárcamo, una joven que tenía 27 años de edad, sigue sin ser resuelto. Sigue sin tener un panorama judicial y sin tener claro qué ocurrirá con Bryan Alexis Arévalo Flores, el esposo de la víctima, quien se convirtió en el principal sospechoso de ejecutar este feminicidio.

Al consultar sobre el expediente, El Salvador Times fue notificado que debido a la saturación laboral el Juzgado Especializado de Instrucción para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres, de Santa Ana, aún no ha trasladado el documento al Tribunal de Sentencia que se encargaría de desarrollar la vista pública contra Arévalo Flores, quien lleva preso más de un año. 

De acuerdo a la Fiscalía General de la República (FGR), institución que acusa al hombre de feminicidio agravado, el pasado 22 de octubre de 2018 el juez decidió mandar a juicio al imputado. Sin embargo, seis meses después, no se ha determinado la fecha en la que se realizaría el mismo.

El día del crimen, la joven se encontraba durmiendo en su habitación –según las indagaciones hechas por las autoridades correspondientes-, cuando Arévalo Flores la habría asfixiado con una almohada.

Prima de periodista asesinada Katherine Carcamo

Los hechos, que hoy se resguardan detalladamente en un expediente judicial y al que pocos tienen acceso por tener reserva total, datan que ocurrieron al mediodía del 22 de abril de 2018, en el interior de la vivienda que compartía Katherine  junto a su supuesto verdugo y la hija menor de edad de ella.

La residencia se encuentra en Ciudad Real, en San Sebastián Salitrillo, del departamento de Santa Ana. En ella hubo una discusión entre la pareja y, pese a que la niña se encontraba en una de las habitaciones de la casa, el hombre decidió terminar con la vida de la mujer.

La joven fue hallada muerta dos días después del hecho en su vivienda. El cadáver de Katherine estaba en una cama y, según las autoridades, ella fue asfixiada, por lo que se descartó un estrangulamiento.

Ante esto, Arévalo Flores fue capturado la tarde del 30 de abril, cerca de la frontera San Cristóbal, en Santa Ana, cuando ingresaba al país procedente de Guatemala. Desde esa fecha, se encuentra bajo prisión, mientras el proceso en su contra continúa.

Bryan Arévalo

Inconformidad en la familia

Durante la audiencia preliminar se determinó que Arévalo Flores pasaría a la siguiente etapa del proceso en su contra: un juicio en un Tribunal de Sentencia.

Pero hasta la fecha no se determina cuándo será presentado ante el juez correspondiente de esa fase, por lo que a través de redes sociales ha surgido el malestar de ello por parte de familiares de la víctima.

“Donde quiera que estés te digo que estamos luchando por hacer justicia, disculpa que el sistema judicial en este país es ineficiente, tu agresor aún no ha sido procesado y tememos que la Fiscalía termine sin presentar las pruebas necesarias para colocar una condena justa”, fueron las palabras hechas por Angélica, una prima de Katherine, quien a través de su cuenta de Facebook expresó su malestar.

El caso de esta víctima pasó a formar parte del listado de mujeres asesinadas en El Salvador. Desde que inició el 2018 hasta el mes en el que Katherine murió las autoridades tenían un registro de 143 sucesos de feminicidios.

Al finalizar el año pasado, el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, señaló que entre enero y el 9 de diciembre se registraron 365 asesinatos de mujeres, pese a la cifra este indicó que los hechos de este tipo habrían disminuido.

Cotto señaló que hubo 81 acontecimientos menos que en 2017, pues de acuerdo a los registros en ese año hubo 446 crímenes registrados.

Comentarios