• Diario Digital | Miércoles, 22 de Mayo de 2019
  • Actualizado 07:10

Judiciales - PROCESO ABREVIADO

Exprofesor del Externado San José violó y contagió de enfermedad sexual a una de sus alumnas que decía era su novia

El exdocente ejecutó su ataque con tiempo y sin que nadie lo sospechara mantuvo una relación por varios años con una estudiante 25 años menor que él. 

Foto: Externado San José/ Facebook
Foto: Externado San José/ Facebook
Exprofesor del Externado San José violó y contagió de enfermedad sexual a una de sus alumnas que decía era su novia

Un profesor del Externado San José perdió su empleo luego de descubrirse que abusó sexualmente de una alumna a la que le habría prometido formalizar la relación cuando ella cumpliera 18 años. El docente, que contagió de una enfermedad sexual a la niña, fue condenado a trabajo de utilidad tras confesar los hechos.

María (nombre modificado por seguridad) tenía 13 años de edad cuando Napoleón Palacios Cabrera, de 38 años, comenzó a seducirla. Ante su mirada él solo era un profesor; sin embargo, el trato preferencial se comenzó a visibilizar a medida pasaban los días.

Según personas cercanas a los hechos, todo comenzó en 2013 cuando María realizaba uno de los examenes a los que fue sometida en octavo grado, entre los pupitres su maestro se le acercó Napoleón y le dijo que todo estaría bien mientras le hacía muestras de cariño.

Como un ataque lento y premeditado, Palacios comenzó a darle regalos a su víctima para convencer a la estudiante del supuesto amor que le tenía. La menor deslumbrada por los hechos no dio aviso a nadie.

El siguiente paso del depredador sexual fue entrar a la lista de contactos de la niña en redes sociales, desde las plataformas digitales el hombre platicaba por largo tiempo y sin ser descubierto por nadie.

Según se ha conocido, María no era a la única a la cual el profesor atendía de manera “muy afectuosa”, ya que otras compañeras habían estado en la mira de Palacios con anterioridad, algo que fue descubierto por padres de familia de la institución.

A pocas semanas de que terminara el año lectivo, el maestro fue señalado por madres de tener chats inadecuados con alumnas. El hombre se sintió acorralado y aceptó todos los cargos. Algo que le valió para perder el empleo.

Las autoridades de la institución educativa le exigieron que renunciara a su cargo, lo cual hizo al terminar el ciclo. Pero esto no le bastó como lección ya que siguió manteniendo contacto con María a través de Facebook.

Cuando su “novia” cumplió 15 años, el hombre pasó por ella al centro educativo para llevarla a comer y darle un paseo en su vehículo. Eran las 12 de medio día y vestida con su uniforme María se subió al carro.

La pareja llegó hasta un restaurante de comida rápida, pero al ver que había varios de sus compañeros de colegio se erncontraban en el lugar el hombre buscó otro restaurante en el que se fue a encontrar con coordinadores del Externado.

Finalmente, Palacios llevó a María a su casa, ubicada en el barrio San Miguelito, donde abusó de ella por varias horas. Cuando el reloj marcó las 3:00 de la tarde el imputado regresó con la joven hasta la puerta del colegio.

Los encuentros entre el adulto y la menor se hicieron frecuentes y este también comenzó a enviarle fotografías donde aparecía totalmente desnudo para que ella hiciera lo mismo, sin embargo, María no accedía a su petición.

La “relación” llegó hasta a agosto de 2015, María le contó a alguien del colegio al que asistía sobre las promesas que le hacía Palacios que al tener 18 años iban a formalizar la relación.

El relato de la joven provocó un escándalo dentro de los pasillos del colegio y fue en ese momento que se inicia un proceso judicial en contra del exprofesor de la institución.

Para María el caso no solo fue un shock emocional, sino que tuvo que lidiar con una enfermedad de transmisión sexual que le contagió su agresor.

Según lo expresó la fuente de este caso, el hombre fue enjuiciado y aceptó todos los cargos dentro de un proceso abreviado que lo llevó a ser condenado a dos años y 8 meses de prisión.

Comentarios