• Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 22:22

Judiciales - la amenazaron a muerte

Mujer que trataba de dejar atrás su vida como pandillera fue ejecutada por excompinches en venganza por muerte de otro delincuente

La joven se relacionaba con pandilleros desde que tenía 15 años de edad. 

WhatsApp Image 2018-07-26 at 08.28.12
Ya la estaban esperando para matarla.
Mujer que trataba de dejar atrás su vida como pandillera fue ejecutada por excompinches en venganza por muerte de otro delincuente

El sueño de formar un hogar y dejar atrás su conflictiva adolescencia le fue arrebatado a una expandillera a quien sus excompinches esperaron por dos años para cobrarle la muerte de un miembro de la estructura criminal a manos de delincuentes rivales.

En 2015, Daniela Argueta Acevedo tenía 15 años de edad, cursaba octavo grado en el centro escolar de Ciudad Credisa y había iniciado una relación sentimental con un pandillero, algo que la llevó a ser muy amiga de Maryori, una compañera de clases que también era pareja de un delincuente.

Ser novias de delincuentes parecía ser convenientes para ambas menores ya que cada vez que tenía problemas con algunas de sus compañeras recurrían a sus novios, quienes eran temidos por el grupo criminal que acecha la colonia Amatepec, en Soyapango.

La complicidad de las dos jóvenes llegó duró un año y se terminó cuando mataron a la pareja de Maryori, quien comenzó a sospechar que Daniela había colaborado para que este fuera atacado por rivales de la zona.

Conforme pasaron los días, la doliente comenzó a atar cabos para confirmar su versión que Argueta era “oreja” de la pandilla contraía a la que ambas pertenecía. Algo que expuso a sus compinches.

Maryorí también le advirtió a Daniela que cobraría venganza por lo que supuestamente había hecho y que la mandaría a matar con unos pandilleros de la misma manera como mataron a su pareja.

El peso que su compañera de estudio tenía en la estructura era mayor al que ella o su novio tenían, por lo que Argueta recurrió a su familia para escapar de ese sector de Soyapango y refugiarse en una zona de la frontera La Hachadura en Ahuachapán.

Regresó solo a que la mataran

Dos años pasaron y Argueta supuso que todo había cambiado por lo que decidió regresar para ver nuevamente a su familia. Tenía 18 años y un nuevo novio con quien planeaba irse a vivir y formar una familia. 

Durante su trayecto hacia Soyapango notó que un hombre la siguió hasta llegar a la colonia Santa Marta, cuando llegó a la colonia donde vivía su familia sintió un alivio, sin imaginar que había personas que la estaban esperando para matarla.

La promesa de Maryori se cumplió el 22 de julio de 2018 cuando Daniela y su actual novio se encontraban preparando para la mudanza, siempre en el mismo sector. Todos los muebles se pasaban de mano en mano hasta llegar a la casa donde ahora residirían.

Un vehículo rojo llegó a la zona y de este salió Dennys Alexander H., de 18 años, quien con un arma en la mano le disparó directamente en el ojo derecho a la mujer que murió inmediatamente.

El atacante se dio a la fuga y posterior a la denuncia fue arrestado acusado del delito de homicidio agravado.

El imputado se encuentra a la espera que el juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador programe la fecha del juicio para que se defina su futuro legal.

Comentarios