• Diario Digital | miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:38

Judiciales - A conciliación

Escritor salvadoreño del Best Seller “El grillete del elefante” es señalado por no pagar más de $30,000

Luego de un proceso judicial, ante el Tribunal 1° de Sentencia de San Salvador, el imputado llegó a una conciliación con la víctima, por lo que acordó la cancelación de la deuda en un plazo de cuatro años.

Firmas cheques
Escritor salvadoreño del Best Seller “El grillete del elefante” es señalado por no pagar más de $30,000

La confianza le jugó una mala experiencia al exsecretario de una reconocida aseguradora. Ignacio (nombre cambiado por seguridad) conoció al escritor salvadoreño y conferencista internacional, Rodrigo Dávila Soley, autor del Best Seller mundial “El grillete del elefante”, un libro de superación personal escrito en 2007.

La amistad entre ambos se forjó por al menos seis años. Pasado ese lapso, el creador del taller vivencial “Las siete leyes de la vida” convenció a Ignacio, un ingeniero civil de 46 años de edad, de que podría ser uno de sus cooperadores financieros.

“La causa” le pareció buena: Dávila Soley le planteó que podía auxiliarlo económicamente para poder imprimir y comercializar unos libros que él escribiría. Siempre con la temática de la superación personal.

Para ello, el autor de “La búsqueda” le solicitó a Ignacio  que firmaran un Contrato de Participación, de acuerdo al artículo 1,519 del Código de Comercio, con el que la víctima adquiría la calidad de “participante” y Dávila Soley la calidad de “partícipe”.

De acuerdo a lo plasmado en el expediente judicial, en el contrato se determinó que la víctima le entregaría $10,000, mismos que serían devueltos en un plazo de tres años más un beneficio del proyecto, es decir que tras un acuerdo concluyeron que Ignacio recibiría el 20% sobre el monto otorgado.

De acuerdo a los registros, el 8 de enero de 2010 ambos firmaron el documento ante un notario, luego de haber sido redactado. Dávila Soley hizo el mismo proceso con otras cinco personas más, según indica el expediente.

El grillete del elefante

La segunda solicitud monetaria

Pasado los días de haber obtenido los $10,000, Dávila Soley le volvió a proponer a Ignacio una segunda “colaboración”. Esta vez, le solicitó un acuerdo de $15 mil más y este lo pagaría a partir del 7 de diciembre de 2010, en un plazo de cinco años y con un interés del 11.95% anual.

Tres años pasaron luego de que Ignacio le prestara al escritor un total de $25,000 con la esperanza de que su patrimonio se viera beneficiado a un crecimiento como tendencia, pero este no veía ninguna intensión de pago.

Contrario a ello, la víctima se dio cuenta de que el conferencista internacional frecuentaba diversos centros comerciales y exclusivos restaurantes, en donde obviamente gastaba una considerable cantidad de dinero.

Por ello, Ignacio decidió citar a Dávila Soley para determinar la fecha en que recibiría la cantidad que habían acordado, al menos la pactada que recibiría en un periodo de tres años.

El escritor del Best Seller mundial le extendió un cheque a la víctima, en donde plasmó una cifra que cubriría la “promesa”: $31,290.

Esa cantidad podría ser cobrada el 30 de junio de 2013, pero cuando Ignacio fue a recoger su dinero resultó que no había capital para ello, por lo que decidió interponer una denuncia y la Fiscalía General de la República (FGR) lo acusó por el delito de cheque sin provisión sin fondos.

Luego de un proceso judicial, ante el Tribunal 1° de Sentencia de San Salvador, Dávila Soley llegó a una conciliación con la víctima, por lo que acordó la cancelación de la deuda en un plazo de cuatro años.

Una vez se cumpla ese plazo y el imputado pague lo que debe a Ignacio, el juez deberá darle al imputado un sobreseimiento definitivo y con ello se extingue la acción penal en su contra. Mientras tanto queda comprometido a pagar esa cantidad, sino tendrá que enfrentar un juicio en su contra. 

Comentarios