• Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 04:58

Judiciales - SAN SALVADOR

Inicia juicio contra las “Viudas Negras”, obligaban a mujeres a casarse para matar a esposos y cobrar seguro

Las víctimas eran explotadas laboralmente y obligadas a casarse, en esta banda también figuran pandilleros que no permitían a las víctimas escapar. 
Inicia juicio contra las “Viudas Negras”, obligaban a mujeres a casarse para matar a esposos y cobrar seguro

Al menos diez personas vinculadas con la banda de las “Viudas Negras” enfrentan audiencia de vista pública en el Tribunal Quinto de Sentencia de San Salvador por el delito de trata de personas agravada, agrupaciones ilícitas, falsedad ideológica, suplantación y alteración del estado familiar, entre otros delitos.

Según la información de la Fiscalía, una de las sospechosas es Esmeralda Anabel Flores Acosta, se encargaba de reclutar a las víctimas diciéndoles que trabajarían como domésticas, pero que al final sus planes eran de buscarles parejas y casarlas para, posteriormente, asesinarlos y poder cobrar el seguro de vida.

“Las captaba la imputada Esmeralda Arabel Flores ofreciéndoles trabajo en su hogar, diciéndoles que para hacer oficios domésticos; una vez captadas las víctimas no las dejaban salir, habían otros miembros de esa estructura que le brindaba vigilancia para que no se escaparan, pero la finalidad principal era –aparte de la explotación laboral– casarla con otras personas para luego cobrar el seguro”, aseguró la fiscal del caso.

Las autoridades informaron que en uno de los casos fue cobrado $30,000, pero que al sumar otros cobros la cifra total sería de hasta $60,000.

“Una de las víctimas cobró en la AFP y una de las imputadas cobró uno de los seguros de una de las personas fallecidas”, detalló la fuente.

Para evitar que las “domésticas” se retiraran del negocio la estructura contaba con los servicios de pandilleros que amenazaban a las mujeres.

La Fiscalía informó que los hechos por los cuales son procesados los integrantes de esta banda ocurrieron entre 2014 y 2015; para sustentar las acusaciones en contra de los acusados, las autoridades cuentan con la información de testigos criteriados.

En mayo de 2019, varios de los integrantes de esta estructura delincuencial fueron condenados a penas de hasta 30 años de prisión.

 “Vamos a demostrar que son víctimas distintas a la de la primera fase y son hechos distintos", dijo la fiscal.

 

 

Comentarios