• Diario Digital | martes, 16 de julio de 2019
  • Actualizado 17:08

Judiciales - TRAS AUDIENCIA

Juzgado envía a prisión a tres policías acusados de privación y homicidio de un joven

La oficina fiscal de Soyapango presentó las pruebas necesarias para que el juez de dicho tribunal valorara de que eran suficientes para enviarlos a prisión, mientras continua el proceso judicial en su contra.

Juzgado envía a prisión a tres policías acusados de privación y homicidio de un joven

El juzgado Quinto de Paz de San Salvador envió a prisión a tres policías a quienes se les acusa de los delitos de privación de libertad y homicidio agravado en perjuicio de un joven en el municipio de Mejicanos.

La oficina fiscal de Soyapango presentó las pruebas necesarias para que el juez de dicho tribunal valorara de que eran suficientes para enviarlos a prisión, mientras continua el proceso judicial en su contra.

Los agentes a quienes se les acusa de ambos delitos son: Carlos Valentín Rosales Carpio, Jaime Geovany Mendoza Rivas y Luis Alfredo Avelar Sandoval, destacados en el sistema de emergencias 911.

De acuerdo a investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), los tres agentes privaron de libertad al joven en la madrugada del 31 de enero en la 25 avenida norte y cercanías del hospital Bloom, después de haber recibido una denuncia en la que la víctima estaba realizando desórdenes en la vía pública.

Los policías llegaron al lugar, lo esposan y después lo suben al carropatrulla...Posterior a una hora, el sistema 911 de la Policía Nacional Civil (PNC) recibe una denuncia ciudadana de que una persona fue atropellada en la carretera de Oro.

Al lugar van otros agentes quienes lo trasladan hacia un hospital pero debido a las lesiones de gravedad que presenta, falleció el 3 de febrero.

Durante la audiencia inicial, los fiscales del caso presentaron el peritaje técnico de los forenses de Medicina Legal en el que se establece que la víctima falleció debido a golpes contusos (penetrantes) los cuales le causaron daños y hemorragias internas.

Dichos golpes son poco comunes para ser considerados de atropellamiento, además, se logró establecer la ubicación de los policías al momento en que se encontró el cadáver de la víctima, lo cual se ha convertido en un elemento más para determinar la participación de los tres involucrados en el delito.

Comentarios