• Diario Digital | martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Judiciales - Caso Karla Turcios

Mario Huezo fue capturado minutos después de dar una entrevista a Univisión, donde defendió su inocencia con lágrimas

Huezo fue detenido en el estacionamiento del Hotel Intercontinental cuando se hacía acompañar de su hijo de cinco años y de su suegro.

mario huezo ok
Imagen de Mario Huezo llorando durante la entrevista que concedió a UNIVISIÓN.
Mario Huezo fue capturado minutos después de dar una entrevista a Univisión, donde defendió su inocencia con lágrimas

Mario Huezo, el compañero de vida de la periodista Karla Turcios, fue capturado por la Policía Nacional Civil (PNC) minutos después de haber concedido una entrevista a la cadena televisiva estadounidense Univisión, en donde defendió su inocencia con lágrimas.

La entrevista fue realizada por la periodista Ilia Calderón, de la cadena Univisión, y al salir fue detenido por la Policía mediante una orden administrativa girada por la Unidad de Atención Especializada para la Mujer de la Oficina Fiscal de Santa Ana.

Huezo fue detenido el lunes por la noche en el estacionamiento del Hotel Intercontinental de esta capital, cuando se hacía acompañar de su hijo de cinco años y de su suegro, Demetrio Antonio Turcios, tras finalizar la entrevista con la cadena estadounidense. 

Dicha entrevista fue televisada por Noticias Univisión el martes aproximadamente a las 6:40 de la tarde, hora El Salvador.

Durante la entrevista concedida en exclusiva a Calderón, el detenido expresó que el lunes había recordado que lo que más le gustaba de Karla Turcios era lo inteligente y rápida que era para tener las ideas en mente, su forma de responder rápido. “Estaba muy enterada de todo”, dijo. 

Al cuestionarle por qué a él lo habían señalado como el responsable de la muerte de la periodista, el hombre expresó con lágrimas: “Me ha costado aceptar que iba ser el primer señalado en la muerte, no me explico cómo alguien que tenga cinco minutos conmigo pueda pensar que yo le hice algo a ella”.

Sostuvo que había muchas cosas que el quería borrar y al verla allí (en el ataúd) quería recordarla como era ella. “Nunca le dije que ella me hacía feliz, que tenía una vida feliz”, aseguró con lágrimas ante las cámaras del noticiero estadounidense.

Al momento de su detención, Mario Huezo se declaró inocente del feminicidio de Karla Turcios.

Comentarios