• Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 10:39

Judiciales - POR LESIONES

Odontóloga arruinó la dentadura de paciente que dice actuó como "poseída" y ahora enfrentará juicio

La odontóloga tenía que quitar varios dientes de porcelana y volver a colocar unos nuevos en la boca de la paciente sin embargo este procedimiento se convirtió un tormento para las dos. 

“Estaban todas cariadas por todos lados, ya no se podía colocar material sobre material”, señaló la odontóloga.
“Estaban todas cariadas por todos lados, ya no se podía colocar material sobre material”, señaló la odontóloga.
Odontóloga arruinó la dentadura de paciente que dice actuó como "poseída" y ahora enfrentará juicio

Una odontóloga es procesada por el delito de lesiones luego de realizarle un mal procedimiento a una de sus paciente que terminó perdiendo sus dientes después de varias semanas de sufrir intensos dolores. La profesional responsabilizó la actitud de la víctima quien durante el hecho dice que actuaba como si estuviera poseída.

La víctima de este caso necesitaba que le hiciera un arreglo en sus dientes debido a molestias que sentía en la boca; sin embargo, el problema se incrementó cuando la odontóloga comenzó su trabajo.

En su defensa, la imputada responsabilizó a su paciente de tener dientes deteriorados, además, alegó que ella mostró un comportamiento anormal que provocó el hecho que la tiene en el banquillo de los acusados.

Con 19 años de experiencia, Evelyn V., trabajaba en su propio consultorio ubicado en una residencial privada en Mejicanos. Una de sus clientes era Yanci, una joven de 27 años de edad que llegó a tratarse por las referencias que le dio su madre. 

La mañana del 12 de junio, Yanci llegó al consultorio de Evelyn para someterse a un procedimiento en los dientes por el que había cancelado $700 y con el que esperaba poner fin a su padecimiento.

El trabajo a realizar consistía en quitar el material viejo a partir del desgaste del mismo hasta llegar a devastar el diente de porcelana en su totalidad para luego crear unos nuevos. Eran 13 piezas las que la víctima iba a recibir y por las que había dado un adelanto del 50%.

Habían pasado varios minutos de trabajo y Yanci comenzó a sentir un dolor agudo dentro de su boca. Le dijo que escupiría en un recipiente a su lado y para su sorpresa vio una gran cantidad de sangre; “Ella me dijo que es normal, siempre me decía ‘ya va a estar’. Ella hizo un mal trabajo”, relató la angustiada joven. 

El dolor provocó que la mujer comenzara a llorar y a desesperarse, para su suerte la sesión se había terminado y la mujer pudo retirarse con un dolor que en un primer momento creyó sería momentáneo pero que se prolongó por cinco días. Su boca estaba tan dañada hasta el punto que no podía ingerir alimentos sólidos y tenía una grave infección.

El sábado 17 de junio, la mujer regresó para la siguiente cita donde le empezarían a colocar las nuevas piezas de porcelana. Antes de iniciar la sesión Yanci le comentó llorando lo que le había pasado. “Ella me dijo que era normal y ni siquiera me revisó (la boca)”, explicó.

La paciente no estaba dispuesta a soportar más dolor por lo que buscó la opinión de tres odontólogos que coincidieron que le habían hecho un mal procedimiento por lo cual le aconsejaron que denunciara por una mala praxis.

Actuó como poseída

Evelyn no supo de su paciente hasta que un mes después de haberla atendido recibió un citatorio de la Fiscalía General de la República (FGR) para conocer su versión de los hechos. 

Ante las acusaciones, Evelyn se defendió diciendo que las molestias de Yanci eran por los dientes deteriorados que tenía antes de llegar a su consultorio debido a que estos eran de porcelana y ya no estaban bien.

“Cuando uno va limpiando (los dientes) de alguna manera se van desgastando… Tenía piezas anteriores que habían cambiado de color y habían sido reparadas varias veces”, justificó.

“Ella se movía, era un desosiego. Sentía que estaba trabajando con una niña de cuatro años. Cuando estaba colocando la prótesis pude comprobar que el comportamiento de ella era como de una persona poseída: ella comenzó a agarrarse la cabeza, se golpeaba contra el sillón.”, explicó la odontóloga.

El caso llegó a la última instancia y ahora será el juez del tribunal Sexto de sentencia de San Salvador que determinara la situación jurídica de la mujer procesada por el delito de lesiones culposas.

Comentarios