• Diario Digital | domingo, 11 de abril de 2021
  • Actualizado 07:29

Judiciales - Santa Ana

Pareja finge delito frente a sede policial para intentar meter baterías de celular y droga a bartolinas

Él había estacionado su carro frente a la PNC, ella llegó para quebrarle los vidrios para ser arrestada.
Pareja de reos
Imagen de referencia de una mujer y un hombre en una audiencia. Foto: Centros Judiciales.
Pareja finge delito frente a sede policial para intentar meter baterías de celular y droga a bartolinas

Un hombre y una mujer fingieron un delito frente a una subdelegación de la Policía Nacional Civil (PNC) de Santa Ana con el objetivo de ser detenidos e introducir baterías de celulares y droga a bartolinas, pero fueron descubiertos por los agentes.

Los imputados han sido identificados como Daniela Alexandra D., de 19 años, y Kevin Alexander G., de 20.

Los hechos ocurrieron el 5 de enero de 2020 cuando Kevin Alexander había estacionado su carro frente a la sede policial cuando Daniela Alexandra llegó a quebrarle los vidrios del parabrisas.

Kevin Alexander pidió ayuda y un equipo policial salió a capturar a la mujer; ya la llevaban a las bartolinas cuando sospecharon que podría llevar en su cuerpo algún objeto ilícito para algún detenido.

Los policías pidieron ayuda al Centro Penal de Apanteos para que les prestaran un escáner. Con el aparato descubrieron que Daniela Alexandra parecía llevar un celular en su cuerpo, por lo que fue llevada al hospital San Juan de Dios para que se lo extrajeran.

Los galenos del nosocomio no descubrieron un celular, sino una porción mediana de droga y cuatro baterías de móvil; cuando Daniela Alexandra se vio descubierta confesó los hechos.

La mujer delató que Kevin Alexander era su cómplice, por lo que los agentes lo arrestaron en el momento en que estaba rindiendo testimonio, en la subdelegación, como víctima del delito de daños que habían fingido.

Los dos fueron arrestados y la Fiscalía General de la República (FGR) la acusó a ella de tráfico de objetos prohibidos en centros penitenciarios y a él del mismo delito, pero en calidad de cómplice necesario.

Comentarios