• Diario Digital | jueves, 21 de noviembre de 2019
  • Actualizado 05:14

Judiciales - DECÍA QUE ERA EMPLEADO DE LA EMBAJADA

Prometió visa norteamericana a cambio de $3,500 y resultó ser un estafador

Las víctimas lo denunciaron y las autoridades lo identificaron como Carlos Roberto López Benítez, los hechos por los cuales fue señalado ocurrieron en 2016.
Carlos Roberto López Benítez fue sentenciado a cuatro años de cárcel por estafa. Foto cortesía Centro Judicial Isidro Menéndez.
Carlos Roberto López Benítez fue sentenciado a cuatro años de cárcel por estafa. Foto cortesía Centro Judicial Isidro Menéndez.
Prometió visa norteamericana a cambio de $3,500 y resultó ser un estafador

Un hombre escuchó la conversación entre una madre y su hija después de que salieron de la embajada de los Estados Unidos en El Salvador, respecto a que les habían negado una visa, y aprovechó para ofrecerles sus servicios, que resultaron ser una estafa.

El delincuente fue identificado como Carlos Roberto López Benítez, y según reportes judiciales, el hecho ocurrió en 2016.

De acuerdo con los informes judiciales, María B. y su hija se retiraban de las oficinas de la embajada norteamericana, en Antiguo Cuscatlán, desilusionadas porque les habían negado la visa, situación a la que puso atención el sujeto para entablar plática con las víctimas.

El hombre se presentó como un empleado del consulado y dijo a las mujeres que podía conseguirles el documento, pero para iniciar con los trámites necesitaba $3,500 para cubrir gastos.

Una de las víctimas expresó al hombre que no tenía el dinero a la mano, pero sí en el banco, por lo que inmediatamente el sujeto les ofreció llevarlas a la sede bancaria ubicada en las inmediaciones del Salvador del Mundo para hicieran el retiro.

Y fue de esa forma que Benítez llevó a las interesadas hasta el banco para sacar el dinero y entregárselo con la esperanza de conseguir la visa. El estafador les dijo que el efectivo no lo podía andar cargando y que necesitaba depositarlo.

Después de hacer los trámites, dijo a las víctimas que las invitaría a comer, por lo que las dejó en la entrada del centro comercial Galerías, en la colonia Escalón, mientras buscaba un lugar donde dejar el vehículo.

Transcurrió más de una hora el hombre no apareció, madre e hija se dieron cuentas que fueron engañadas, por lo que fueron a interponer la denuncia a una sede policial.

Las investigaciones de la Fiscalía culminaron con una orden de captura contra el delincuente y fue llevado a los tribunales acusado del delito de estafa.

El Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador impuso cuatro años de cárcel contra López Benítez tras comprobársele el delito.

Comentarios