• Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:28

Judiciales - En la Troncal del Norte

Taxista evitó asalto de una mujer que querían realizar dos mujeres y un hombre que lo privaron de libertad

El taxista pirata le hizo la parada a la mujer sin saber que estaba acompañada con otros maleantes. 

El taxista salió libre y ahora deberá rendir su testimonio en el juicio.
El taxista salió libre y ahora deberá rendir su testimonio en el juicio.
Taxista evitó asalto de una mujer que querían realizar dos mujeres y un hombre que lo privaron de libertad

Angustiado y con mucho miedo al sentir la muerte cerca, un taxista logró evitar el asalto y posible asesinato de una mujer a quien esperaban unos delincuentes que previamente lo habían privado de libertad en horas de la noche sobre la carretera Troncal del Norte.

René (nombre modificado por seguridad) es un taxista que intentaba aprovechar la nocturnidad para obtener mayores ingresos en su trabajo, algo que lo llevó a coincidir con Katherin A., de 26 años que junto a Sandra C., de 21 y Brandon V., lo hicieron sufrir momentos de angustia.

El 11 de agosto del 2018, el conductor transitaba por la Troncal del Norte cuando a la altura del kilómetro 7, en Ciudad Delgado, una mujer salió del monte para hacerle una señal de parada a la orilla de la calle.

El reloj marcaba las 8:45 de la noche cuando el taxista se estacionó cerca de la mujer de piel morena, que vestía jeans y camisa a cuadros y que le solicitó un viaje al centro del municipio de Soyapango. Él aceptó sin tambalear.

Al abrirse la puerta del carro, un hombre y otra mujer salieron al brinco y entraron violentamente. Sin mediar palabras, el sujeto saco su arma de fuego y apuntó directamente a la cabeza de René.

“Mira perro: llévanos y colabóranos. No te va a pasar nada”, le advirtió Brandon al conductor que muy asustado comenzó a manejar tal cual se lo solicitaban sus raptores con los que recorrió cerca de un kilómetro.

Al llegar a una pasarela, los imputados le exigieron al conductor que se estacionara a pocos centímetros de una casa. “No la vayas a cagar”, le señaló nuevamente Brandon con un tono amenazante.

Según la declaración del taxista, una de las mujeres explicó que estaban esperando a una anciana que saldría con una fuerte suma de dinero de la vivienda en la que estuvieron cerca de 45 esperándola.

El plan de escape

Con la pistola en la cabeza, René comenzó a estudiar el entorno en el que se encontraba y con el que logró idear un plan: sacar disimuladamente la mano por la ventana cuando pasaba un carro y advertir al conductor que algo raro estaba pasando.

Pasaron varios minutos sin tener éxito, hasta que agentes a bordo de una patrulla que circulaban por la zona notaron la señal desesperada que los llevó a intervenir al taxista y sus acompañantes.

El agente a cargo del procedimiento le preguntó al taxista si todo estaba bien, pero este al ver su cara de aflicción supo que algo extraño pasaba. No pasaron muchos segundos para que René, en un acto de valentía, denunciara que estaba privado de libertad.

La confianza de los delincuentes al tener encañonado a su víctima se vio quebrantada y optaron por huir de la zona, pero lo estrecho del camino y el perímetro resguardado hicieron que esto fuera imposible y terminaron esposados.

Los sujetos fueron detenidos y posteriormente acusados en juzgados por los delitos de privación de libertad y portación ilegal de armas de fuego.

El Tribunal Sexto de Sentencia de San Salvador instalará el juicio de este caso el próximo 10 de agosto de 2019.

Comentarios