• Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 22:22

Judiciales - San Salvador

Veterano del ejército condenado a 50 años de prisión por asesinar a una mujer

El feminicidio ocurrió el 26 de septiembre de 2022. El militar retirado mató a su expareja, a quien acosaba luego de que un juzgado le dictó una orden de alejamiento por haberla golpeado a ella y a dos hijas de la víctima.
Rafael Morales
Foto EST/Archivo
Veterano del ejército condenado a 50 años de prisión por asesinar a una mujer

La noche del 26 de septiembre de 2022, Rafael Morales, exmiembro del Batallón Atlacatl, asesinó brutalmente a su expareja en una casa deshabitada de San Luis Talpa, en el departamento de La Paz. Utilizando un hacha, le quitó la vida. La mujer, Jackelin Esmeralda Víchez Sosa, gritó pidiendo auxilio y alertó a los vecinos.

Varias personas intervinieron luego de que Morales había herido de muerte a la mujer. Incluso lograron detener por algunos momentos a Morales. Sin embargo, debido al entrenamiento militar, el veterano logró escapar.

Al día siguiente, Morales fue capturado por las autoridades como sospechoso del feminicidio de Víchez Sosa y varios testigos identificaron al militar retirado mientras escapaba de la escena del crimen.

Morales y Víchez Sosa fueron pareja en el pasado. Ella tenía cuatro hijas, todas menores de edad. La dificultad para encontrar un trabajo estable llevó a la mujer a desempeñar varios oficios y así conoció a Morales.

La familia de Jackelin Víchez Sosa nunca simpatizó con Morales. Tampoco a las hijas de la mujer les agradaba la pareja de su madre. En una ocasión, según los familiares de la víctima, el veterano militar golpeó a la mujer y a dos de sus hijas. Fue por este caso que la víctima puso una denuncia y un juzgado dictó una orden de alejamiento contra Morales. Sin embargo, según la familia de la fallecida, nunca la respetó y se mantuvo acosando a la mujer, hasta que la asesinó.

El día del feminicidio, Morales citó a Víchez Sosa para encontrarse cerca de donde el hombre vivía, en el cantón Nuevo Edén. El asesino llevó a la víctima a una casa deshabitada y allí la atacó con un hacha de carnicero. 

La mujer falleció. Tenía heridas en el rostro y en la cabeza. Su cuerpo fue encontrado, desnudo, en una pila ubicada en un predio baldío del sector. También fue encontrada una cartera ensangrentada que le pertenecía a la víctima.

El Juzgado Especializado de Sentencia para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres de San Salvador declaró a Morales culpable por el feminicidio agravado de Víchez Sosa. Las pruebas incluyeron testimonios y evidencias tecnológicas, como bitácoras de llamadas y activación de antenas.

La jueza resaltó la misoginia del agresor, señalando que "actuó con desprecio a la vida de la víctima" al lanzarla desnuda a una pileta para intentar eliminar las evidencias.

Comentarios