• Diario Digital | sábado, 07 de diciembre de 2019
  • Actualizado 21:30

Judiciales - DEPREDADOR SEXUAL

Violador de niñas en La Unión y La Paz es condenado a 56 años de prisión

La madre de una de las víctimas también fue condenada por no haber denunciado al delincuente.
Foto cortesía Fiscalía.
Foto cortesía Fiscalía.
Violador de niñas en La Unión y La Paz es condenado a 56 años de prisión

Un sujeto al que las autoridades catalogaron como violador en serie, en La Unión y La Paz, fue condenado a 56 años de prisión por violar a tres niñas, informó la Fiscalía.

Melvin Geovanny Aguilar Moya, de 31 años, recibió una tercera condena de 26 años de cárcel por violar de forma continuada a una niña de nueve años en el municipio de El Rosario, La Paz, informó una fiscal de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina de Usulután.

La fuente oficial aseguró que por la conducta recurrente del sujeto, fue considerado como un "depredador sexual", debido a que enfrentó otras dos sentencias judiciales por el mismo delito de violación en menor e incapaz, las cuales fueron cometidas en La Unión.

De acuerdo a la Fiscalía, la primera condena la recibió en 2014 por violar a una menor de 13 años, delito por el cual fue sentenciado a 16 años de prisión; mientras que la segunda sentencia fue conocida en 2017 por haber violado a una menor de 11 años: le dieron 14 años de cárcel.

La última condena fue impuesta por el Juzgado Primero de Sentencia de Zacatecoluca, el viernes 29 de noviembre, por haber violado a una niña de nueve años de forma reiterada hace dos años.

Huyó de La Unión a La Paz

Las pruebas presentadas por los fiscales al juez demostraron la culpabilidad del sujeto y que después de haber violado a las víctimas en La Unión escapó al departamento de La Paz. Ambos casos se judicializaron y fue declarado culpable.

No obstante, en el segundo caso, familiares de la víctima lo denunciaron y Moya fue detenido mediante una orden administrativa girada por la sede fiscal de Usulután, la que permitió se estableciera que el sujeto fuera declarado prófugo de la justicia y que fuera condenado.

En el tercer caso de violación, ocurrido en La Paz, la tía denunció el vejamen cometido en la sobrina, ya que la madre de la víctima ocultó los abusos cometidos por Moya.

Fue por ello que la madre de la menor, en este caso, fue condenada a un año de cárcel durante la vista pública por haber ocultado información.

Comentarios