• Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Política - Informe de calificadoras

Baja calificación de riesgo del país a causa de la polarización política

“B” es la nueva calificación y significa que los bonos tendrán que ser comprados a un interés superior, ya que el país cuenta con pocas posibilidades de pago.

descarga
Ante crisis fiscal/Fotografía de BP Blogspot
Baja calificación de riesgo del país a causa de la polarización política

Para la calificadora de riesgos Fitch Ratings, El Salvador se mantiene en un estancamiento de negociaciones políticas lo que ha impedido la implementación de medidas fiscales ante la crisis que vive el país, motivo por el cual en su informe más reciente de la situación país bajó la calificación de largo plazo de B+ a “B”. Con esto, la situación del país ha pasado de estable a negativa.

En términos simples, esta disminución en la escala de riesgo se traduce en que El Salvador es un país poco atractivo para los grandes compradores de inversión a través de bonos del Estado, ya que está calificado como un país con alto riesgo de impago.

Con esta calificación los bonos emitidos se vuelven basura y tendrán que ser vendidos con un interés superior, es decir, que el país tendrá que pagar más por los bonos emitidos.

En meses pasados, Moody’s y Standard & Poor’s también bajaron la calificación de riesgo y esa misma perspectiva podría generar una tendencia negativa tras una próxima revisión.  

El país se encuentra con una crisis fiscal desde hace más de 10 años, según los analistas, y en repetidas ocasiones han reiterado la necesidad de poner en práctica leyes de responsabilidad fiscal a fin de evitar el endeudamiento. El mes anterior entró en vigencia la ley de responsabilidad fiscal, la que pretende sanear el uso de los recursos públicos.

El Salvador se encuentra próximo a un segundo tramo para completar los $1,200 en bonos que necesita para cumplir con sus pagos.  

Comentarios