• Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 09:37

Política - Tras anuncio de Donal Trump

Exdirector PNC: Ante deportaciones masivas desde EE. UU. el número de pandilleros en El Salvador se multiplicará por siete

Hoy más que nunca se requiere de un censo de pandilleros, consideró el exdirector de la PNC, Rodrigo Ávila, ante la posible deportación de salvadoreños condenados en Estados Unidos.

pandilleros
Pandilleros deportados / Foto de referencia.
Exdirector PNC: Ante deportaciones masivas desde EE. UU. el número de pandilleros en El Salvador se multiplicará por siete

El diputado Rodrigo Ávila, miembro de la comisión de Seguridad, insistió en la creación de un método que permita llevar un registro de pandilleros salvadoreños y de adoptar otras medidas preventivas ante una posible ola de deportados desde Estados Unidos, luego de los anuncios migratorios del presidente Donald Trump.

El exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), mostró su alarma por la decisión del presidente Trump que consideró sacar de las cárceles norteamericanas a hispanos que purgan condenas en su país para que las cumplan en sus respectivos países de origen.

Ávila recordó una situación similar que se dio en 2006, cuando autoridades estadounidenses deportaron a salvadoreños, lo cual aumentó la población pandilleril que entonces había en el país.

“En aquellos años había 10 mil pandilleros, y la cifra aumentó a 11,500, pero ahora, el número se va a multiplicar por siete”, hizo ver.

Para el experto en seguridad, es necesario hacer el registro de pandilleros a fin de compartir la información y mejorar los trámites entre Estados Unidos y El Salvador, y tener fichados a los delincuentes para un mejor control.

El parlamentario propuso además se implementen de manera urgente, leyes para el combate de las pandillas y que se hagan efectivas otras que por ahora son inutilizadas como la declaración de terroristas y la de Proscripción, que es la que declara ilegales a las pandillas.

Ambas legislaciones proponen penas graves y castiga a los pandilleros activos y a los que mantienen relaciones con estos grupos. Las mismas estipulan la agilización de procesos de detención.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, retomó un controvertido programa "Comunidades Seguras", cancelado en 2014, que permite que las autoridades locales compartan con el Gobierno federal las huellas digitales de los delincuentes indocumentados en cárceles locales y de los condados, con el fin de deportarlos.

Una de las dos órdenes ejecutivas firmadas  por Trump instruye al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, a que las agencias federales apliquen la ley “sin tapujos”.

Comentarios