• Diario Digital | martes, 06 de diciembre de 2022
  • Actualizado 08:40

Política - Elecciones 2018

Muyshondt-Rivera: El debate que los capitalinos nunca vieron

Tanto Ernesto Muyshondt como Jackeline Rivera culpan a su oponente de no acceder a un debate público; los grandes perdedores, los electores que no escucharon las propuestas.

Debate entre candidatos a la alcaldía de San Salvador
En ninguno de los debates organizados coincidieron los candidatos con mayores posibilidades de ganar. Foto: Cortesía
Muyshondt-Rivera: El debate que los capitalinos nunca vieron

Los candidatos para la alcaldía de San Salvador nunca se vieron frente a frente a pesar que siempre dijeron sentirse dispuestos a participar en un debate público. Jackeline Rivera, por el FMLN, y Ernesto Muyshondt, por ARENA, no concluyeron en ningún evento para exponer y discutir sus proyectos municipales; en lo único que coincidieron es en echarse la culpa por no asistir el uno al otro.

Ahora que termina la campaña para pedir el voto a los salvadoreños en general y a los capitalinos en particular, son estos últimos los que se irán a acostar sin la posibilidad de confrontar las propuestas de los principales aspirantes a la comuna.

“La candidata del FMLN no ha aceptado debate” dice Muyshondt. “Lamento que el candidato de ARENA no haya querido debatir”, responde Rivera.

En El Salvador los debates electorales no son obligatorios, por lo que los candidatos no se preocupan por estar u obligar a alguno a menos que vean algún nivel de conveniencia en participar en ellos. Por ejemplo, lo normal es que sea el candidato que va abajo en las encuestas el que busque debatir, mientras el que lleva ventaja prefiere no asistir o, en todo caso, tratar de imponer sus condiciones.

Por el contrario, las redes sociales, programas de entrevistas y tarimas en mítines son las plataformas para defender su postura y acusar a su adversario político.

Diferentes movimientos sociales, programas de televisión y universidades se dan a la tarea de buscar a los diferentes candidatos y ponerlos a debatir no solo sus propuestas sino de la manera en la que serían implementados. “Lastimosamente en todos los foros donde nos han invitado a debatir ella no ha querido... Nosotros dijimos que sí, ella dijo que no”, respondió Muyshondt a El Salvador Times al ser consultado.

La candidata efemelenista, Jackeline Rivera, dijo de forma tajante que “el candidato de ARENA miente al decir que yo no acepté ir a un debate” luego de una entrevista matutina en canal 33. Rivera solicitó al presentador unos segundos para defenderse y aclarar su postura.

En medio de las discusiones y señalamiento está la población, quien no cuenta con los elementos necesarios para comprender los contrastes entre las dos propuestas políticas y así poder escoger lo más conveniente para el municipio de San Salvador. Mucho más allá de los riñas políticas está el futuro de la ciudadanía.

Se espera que en un debate, las personas expongan sus puntos de vista y discutan sobre las diferencias o puntos de inflexión de cada uno con el objetivo de que las personas que escuchen comprendan con más detalles sobre el tema.

Sin embargo los candidatos no han pasado más allá de las acusaciones. “Yo entiendo la desesperación de la campaña del FMLN... Quizás por la falta de conocimientos sobre los temas, los problemas de San Salvador, la falta de propuesta para solucionarlos”, dijo Muyshondt.

“Es una foránea...Quizás debatiendo sobre los problemas de Cuscatlán  le puede ir bien” mencionó con arrogancia el tricolor en alusión a que Rivera es diputada electa por ese departamento.

Los escenarios del debate que no fue

El Salvador Times consultó a los equipos de prensa de cada uno de los diputados y ambos dijeron que los medios se encargan de gestionar y organizar el debate, pero que no han tenido contacto directo.

Uno de los debates más sonados fue realizado por el Movimiento Libertad, donde todos los candidatos para la alcaldía asistieron, excepto Jackeline Rivera; “quedó el podio de ella vacío”, recordó el candidato tricolor.

Hora antes Rivera retó “a un debate de altura” con Muyshondt durante una entrevista matutina.

En la que sí se encontraron fue en la entrevista “Minuto a minuto” de Telecorporación Salvadoreña (TCS) pero no en el mismo tiempo, ambos fueron separados a última hora cuando se esperaba un debate.

Fueron al menos seis debates que no se realizaron, en todos ambos contrincantes se acusan al decir que fue el otro quien no es capaz de asistir.

El último debate anunciado fue el 14 de febrero en el programa “Los protagonistas” de canal 21. Sin embargo no se realizó“ya que el candidato Muyshondt se negó a participar”, señaló un comunicado publicado por el FMLN ese mismo día. “De todas las invitaciones que nos hicieron no quiso asistir a ninguna”, respondió Muyshondt en el enésimo intercambio de acusaciones.

¿Quién dice la verdad?

Desde el inicio de la carrera por la comuna, los contrincantes han visitado diferentes puntos de la capital con el propósito convencer al mayor número de votantes y así lograr el control de la ciudad capital.

A ambos se les cuestiono su disposición de debatir a pocos días de cerrar la contienda electoral, a lo que respondieron estar en la disposición de hacerlo.

Quién miente y quién dice la verdad es una incógnita que no se logrará despejar. Lo único cierto es que ahora que termina el periodo de propaganda electoral para las elecciones del domingo, los partidos mayoritarios le negaron a la población de San Salvador conocer en un mismo espacio cuáles son las mejores propuestas y cómo piensan ejecutarse.

Comentarios