• Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 10:26

Política - Los políticos opinan

Economía y seguridad deberían dominar agenda de segundos acuerdos de nación

Un nuevo pacto de nación debería estar encaminado a atacar los dos principales problemas que tienen los salvadoreños y por el que deben trabajar las autoridades, aseguran los políticos.  

Nuevo Acuerdo
Nuevo acuerdo tendrá vigilancia permanente de la ONU. Foto: Casa Presidencial
Economía y seguridad deberían dominar agenda de segundos acuerdos de nación

Los temas pendientes que dejaron los Acuerdos de Paz como los económicos, sociales y la inseguridad que abate a El Salvador son los que deben priorizarse en un nuevo acuerdo de nación, coinciden diversos actores políticos del país. Estos puntos coinciden con las principales problemáticas que aquejan a los salvadoreños luego de 25 años de finalizado el conflicto armado.

Tras el anuncio del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, de que se iniciará el camino para unos nuevos acuerdos de nación que darán continuidad a los temas pendientes que no se han podido resolver tras los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz y con el acompañamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los políticos salvadoreños opinaron sobre qué debe priorizarse en ese nuevo documento.

En su mayoría, recibieron con buenos ojos la invitación al diálogo, incluso sugirieron algunos temas de atención como la economía nacional, el agujero fiscal, la desigualdad social y el grave problema de inseguridad que golpea muchos territorios del país asediados por pandillas.

Otros, no obstante, criticaron esta postura, pues aseguran se debe tener más acción que discursos orientados al diálogo. Además, recordaron que por ahora los políticos salvadoreños no han ni siquiera logrado cumplir los compromisos del acuerdo fiscal firmado hace unos meses o lograr ponerse de acuerdo para aprobar el presupuesto 2017.

Sin embargo, reconocen que hay un interés tanto de los representantes de la izquierda como de la derecha por buscarle solución a los principales problemas del país, por lo que creen que es justamente oportuno firmar una segunda generación de acuerdos de nación, esta vez mucho más orientado a la consecución de la paz social.

Además, las cúpulas tanto de ARENA como del FMLN sostienen que tener como mediador a la ONU le da más respaldo al diálogo, sobre todo, porque es una instancia en la que ambas extremas confían, pues en el pasado acompañó tanto a la guerrilla como al Ejército bajar las armas y firmar el cese al fuego.

Estas son algunas de las opiniones que recogió El Salvador TIMES sobre ese acuerdo de nación y cómo deben constituirse:

Medardo González, secretario general del FMLN:

“El Salvador es un país que tiene su propia experiencia y ONU nos marcó a nosotros. Nos ayudó para terminar el conflicto armado y si en alguien confían las partes políticas en este país es en Naciones Unidas. Pero sí en una cosa debemos estar claros y en eso estamos de acuerdo y es que quienes tomamos las decisiones somos nosotros. Ellos nos ayudan a facilitar el proceso”.

Mauricio Interiano, presidente del Coena:

“Siempre estaremos abiertos al diálogo, siempre y cuando esté acompañado de acuerdos y esos acuerdos vengan acompañados de cumplimientos. Ese es nuestro único requisito. Los acuerdos fiscales no se han cumplido, y cuando eso se da se pierde la confianza. Ahora necesitamos soluciones a los problemas de la nación”.

Guillermo Gallegos, presidente de la Asamblea Legislativa:

“Una segunda generación de Acuerdos de Paz es la oportunidad que tenemos como salvadoreños, como Asamblea, y personalmente debemos subirnos en esta oportunidad que nos está dando la historia para lograr la paz social que tanto falta en el país. Debe buscar la paz social y no confrontación, buscar reivindicar muchos derechos, el social, el económico y tantos problemas que está sufriendo en nuestro país”.

Hato Hasbún, secretario de Gobernabilidad de la Presidencia:

“El contenido de los acuerdos es a partir del trabajo de los consejos, hay planes consensuados por diferentes sectores y a partir de esto vamos a buscar nuevos acuerdos. Hay un grupo gestor y el enviado especial de la ONU hará las consultas para dar el primer paso para buscar los temas que se van a incluir. Hay que trabajar para terminar la extrema pobreza, frente al problema de la seguridad.  A nadie se le puede prohibir sus visiones para resolver los problemas de país”.

Eugenio Chicas, secretario de Comunicaciones de la Presidencia:

“El trabajo es un aporte con visión para proyectar los siguientes 25 años. Ese nuevo acuerdo de nación se debe someter a una amplia consulta y debe ser enfocado a los temas económicos y sociales que fueron abordados en el anterior Acuerdo de Paz”.

Jorge Daboub, expresidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP):

“La firma de nuevos acuerdos es una nueva trampa para ‘refrescar’ al gobierno sobre todo su fracaso y continuar con su plan nefasto para el país. En listado de ‘nuevos acuerdos’ está cambiar la Constitución... ¿Quieren más pruebas que esto es la basura de siempre para engañar al país?”.

Lorena Peña, primera vicepresidenta de la Asamblea:

“Una segunda generación de acuerdos tiene que ver con los desafíos actuales que son en materia de crecimiento económico, seguridad y erradicación  de la pobreza y la desigualdad en el país”.

René Portillo Cuadra, director de asuntos políticos del Coena y diputado de ARENA:

“El gran ausente del discurso del presidente fueron las víctimas, que son 14 familias diarias que lloran a sus familiares. Se acordaron de las víctimas de la guerra pero no se acordaron de la cantidad de muertos y desapariciones forzadas que se tienen con el actual Gobierno”.

Nidia Díaz, diputada del FMLN y firmante de los Acuerdos de Paz:

“A mi juicio (el acuerdo debe llevar) lo económico, lo social, los problemas de financiamiento del país, todo lo que rechazan los sectores de poder económico, deberían de ponerse en una apertura y tomar los acuerdos necesarios, deberían de ponerse en un apertura para lograr los acuerdos necesarios. La parte de la cultura de paz, por supuesto, y dentro de ella el resarcimiento a las víctimas”.

Mauricio Vargas, diputado de ARENA y firmante de los Acuerdos de Paz:

“Estos son acuerdos complementarios en la parte económica y social que tiene mucho retraso y revisar el comportamiento de la sociedad política, que no ha estado a la altura de los 25 años”.

Óscar Santamaría, exmiembro de la comisión de negociación de los Acuerdos de Paz:

“Esto es otra película. Esto le da vuelta a la página de lo que estábamos hablando antes acá. Esto no es nada nuevo para nosotros, construir con un consenso, concertar acuerdos. Eso es lo que tenemos que poner en práctica, la herencia que tenemos de Chapultepec, ese espíritu donde pusimos –como dice el presidente- los intereses del país por delante y los intereses sectarios, partidarios por atrás y eso es lo que hay que hacer”.

Juan Valiente, diputado de ARENA:

“Yo hubiera conmemorado los Acuerdos de Paz diciendo qué voy a hacer para mejorar la situación del país. Nombrar un representante de Naciones Unidas no es suficiente. Hay que crear cultura de diálogo, de cumplimiento de acuerdos, respeto y en eso es que se podría trabajar”.

Comentarios