• Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 06:29

Política - A un mes de iniciado el trabajo legislativo

Guillermo Gallegos, el gran ausente de las plenarias de la nueva legislatura

En los pasillos del órgano legislativo se especula que el expresidente ha caído en una "depresión política" al no poder seguir en el cargo que ostentó durante el segundo periodo de la pasada legislatura.

Gallegos
Durante la sesión solemne por los cuatro años de gobierno de Sánchez Cerén, Gallegos fue el único miembro de junta directiva ausente. La silla a ocupar era la última de izquierda a derecha.
Guillermo Gallegos, el gran ausente de las plenarias de la nueva legislatura

El expresidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos, sigue sin aparecer en las plenarias que ha tenido la nueva legislatura en la que figura como el segundo vicepresidente de la junta directiva.

A un mes de instalada la legislatura que va a trabajar por los próximos tres años, Gallegos solo ha acudido a una de las cuatro plenarias celebradas luego de la toma de posesión del órgano legislativo.

En sus redes sociales, ha quedado plasmada la asistencia del diputado naranja a las comisiones de la que forma parte, entre ellas la Política y Hacienda en las que se van a comenzar a tratar temas como la elección de magistrados de segundo grado y refinanciamiento de deudas.

Pese a ello, Gallegos sigue sin acudir a las plenarias ordinarias, en las que se han comenzado a aprobar temas en los que incluso ha estado involucrado en los dictámenes. Pero tampoco se hizo presente a la sesión solemne de este 1 de junio, en la que se recibió al presidente Salvador Sánchez Cerén para su rendición de cuentas por los cuatro años de Gobierno. 

En los pasillos de la Asamblea Legislativa, se rumora sobre una posible “depresión política” que tiene el parlamentario luego de haber abandonado la presidencia de la Asamblea, y no lograr apoyo político para mantenerse en el cargo. 

“Quizá se siente mal por haber perdido los privilegios que tenía como presidente”, valoró una fuente legislativa que trabajó muy de cerca con la presidencia de Gallegos.

La agenda de trabajo del parlamentario en esta nueva legislatura ha estado marcada de peticiones que van enfocadas en quitar los beneficios de los que él gozaba cuando era presidente de la Asamblea, como los vehículos y la exclusividad de contratación de personal. 

Incluso el  actual presidente de la Asamblea, Norman Quijano, ha llegado a calificar como “cochinadas” algunas de las acciones ejecutadas por Gallegos, como la contratación de personal durante los últimos meses de su gestión.

Los comentarios de Quijano desencadenaron un intercambio de palabras –a través de redes sociales- en los que se llegaron a realizar señalamientos de plazas fantasmas, de las que supuestamente ambos sacaron provecho.

Además, en el Palacio Legislativo se dice que Gallegos anda evasivo con la prensa para no responder por una serie de cuestionamientos que se han dado a conocer en redes sociales como la petición de renuncia de magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), negociación con ARENA por Ley de Extinción de Dominio, entre otras.

¿Un nuevo "nayibliber"?

De momento, la única vía que el diputado utiliza para dar posturas sobre temas son las redes sociales en las que el diputado ha tomado un giro radical luego de entregar la presidencia, ya que además de publicar asuntos personales este las ocupa para externar sus nuevas preferencias políticas.

A pesar de que la militancia de GANA lo ha buscado para que busque la presidencia en 2019, Gallegos en los últimos días parece haberse convertido en un “nayiliber” –nombre que se le denomina a los seguidores de Nayib Bukele- ya que publica mucho material vinculado al exalcalde de San Salvador.

En la palestra política, este acto se puede considerar como un coqueteo para Bukele, con quien Gallegos y varios diputados de su partido se han reunido para hablar de proyectos políticos, sin llegar a concretarse nada aún.

Comentarios