• Diario Digital | sábado, 22 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

Política - Entrevista

Juan Valiente sobre retirarse de ARENA: “No les voy a dejar la cancha limpia para que puedan hacer lo que quieran”

Su futuro político, sus valoraciones sobre el discurso de unidad de ARENA, los retos que tiene el partido y la percepción de un disidente eso es lo que el diputado tricolor comparte en esta entrevista.

35654348816_12085a6dfc_o (1)
Juan Valiente sobre retirarse de ARENA: “No les voy a dejar la cancha limpia para que puedan hacer lo que quieran”

Juan Valiente suele llegar cada día de plenaria muy puntual. Desde que entró al ruedo político ha querido diferenciarse del resto. Ser “un político menos”, fue su lema y ahora apuntala junto a Johnny Wright la voz disidente en ARENA, uno de los partidos que en los últimos meses ha castigado duramente a quien no se alinee a las órdenes de la dirigencia.

Eso llevó a Wright y a Valiente a tomar la decisión de no buscar una reelección. Con todas las consecuencias que eso trae, incluso en la convención de ese partido hace una semana a Valiente ni siquiera le tenían lista su credencial como asambleístas. Ahora se había convertido en un invitado especial.

Valiente cree que para unir al partido no se debe eliminar la disidencia, la crítica, las voces distintas, por el contrario deben fortalecerse. Por esa razón, no le tiembla la voz para aclarar en esta entrevista que no dejará ARENA, pese a que algunos quisieran dejarlo atrás.

En la pasada convención, el discurso del presidente Interiano estuvo enfocado en la unidad, ¿usted en algún momento se sintió excluido, sobre todo porque incluso le dieron una credencial de invitado?

No, pero lo que si lamenté es que no haya aprovechado la oportunidad para darle más contenido al llamado a la unidad, deberíamos haber aprovechado esa oportunidad para precisamente enfatizar sobre los principios y valores del partido. Entonces, precisamente delinear cuál es la agenda política de ARENA en estas próximas elecciones, decirles a los ciudadanos cuál es el nuevo político, cuáles son las características del funcionario que estamos buscando y qué vamos a proponer. Decirles de qué manera ARENA va a tomar las decisiones correctas, precisamente, para ayudarles a los ciudadanos a elegir sabiamente entre todos los candidatos.

Además no me pareció que en ese contexto se estigmatizara la crítica porque en algún momento se dijo que era momento de motivar y no de criticar. Yo creo que no hay manera de mantener la unidad y el curso correcto sin voces que alerten cuando hay deficiencias, cuando hay errores. La crítica precisamente es lo que fortalece a un partido que cree en la libertad, que cree en la democracia y me pareció que fue un mensaje incorrecto.

Si el presidente de ARENA ha hecho un fuerte llamado a apelar a la unidad, ¿podemos inferir que hay desunión o una crisis interna?

Yo me imagino que sobre ese tema hay un poco de diversidad de opiniones. Precisamente yo no siento que la diversidad de opiniones refleje falta de unidad, pero cuando el lema de la campaña es que estemos unidos en una sola voz,  parece que el mensaje hacia el interior es querer buscar eliminar el disenso, cuando eso es lo que fortalece a los partidos democráticos.

¿Cómo leyó el hecho que le dieran a usted una credencial de invitado a la Asamblea General siendo diputado y por tanto asambleísta?

Me pareció un descuido, resultado de la inmadurez. La persona de la mesa de inscripción rápidamente reconoció el error y me pidió disculpas, pero creo que los organizadores deben ser más cuidados en ese tema. Vi a varios asambleístas con credenciales de invitados especiales, a quienes le habían tachado la credencial y le habían colocado su cargo de asambleísta. Eso es imperdonable.   

¿Entonces no lo tomó como un gesto personal contra usted?

No sé, es posible que tal vez creyeran que no iba a participar. No sé por qué puede haber sectores del partido que crean que un miembro del partido, miembro oficial de la Asamblea General que esté dispuesto a cumplir con su función como diputado adentro y afuera no va a cumplir con su obligación de acudir a la Asamblea General.

Usted ha sido bastante crítico con las acciones y políticas de ARENA, incluso se le considera un disidente, pero ¿en verdad ha pensado en retirarse del partido?

Yo me imagino que algunos sectores quizá incluso preferirían que me retire, pero yo no veo porque debo retirarse de un partido con el cual comparto precisamente esos principios y su ideario y por medio del cual creo que se puede hacer la diferencia en el país. Y ciertamente no les voy a dejar la cancha limpia para que puedan hacer lo que quieran. Yo quiero seguir siendo una voz que trata de defender la verdad, que trate de defender la justicia y lo seguiré haciendo.

¿Tiene usted apoyo? ¿Hay gente que le dice: “¡Juan te apoyo, aplaudo lo que has hecho!”?

Hay mucha gente de adentro y de afuera del partido que está entusiasmada por mi accionar político y que están lamentando que yo haya decidido dejar la Asamblea Legislativa. Sin embargo, yo les digo que para cambiar la clase política y los partidos políticos, es de trabajar adentro del partido y no desde la Asamblea. Les digo que quizá desde este momento parece una pérdida para el país y que no pueda exponerme a los ciudadanos  para ver si me ratifican como diputado para el próximo año, pero creo que es un benéfico que logremos los cambios que deben ocurrir en la partidocracia que se ha convertido ahora en uno de los peligros más grandes.

juan valiente

¿Cuál es su lectura de la situación actual del partido ARENA?

Yo creo que efectivamente ARENA está en un momento crucial, tal como lo dijo el presidente Interiano, la convención del 3 de septiembre debería marcar un antes y un después. Yo creo que es importante precisamente motivar a la afiliación, sobre la base de los colores del partido, de la marcha del partido y hacer énfasis en la importancia de la unidad, pero yo creo que evidentemente tenemos que ir más allá de lo superficial. Hay que tratar de fortalecer la unidad definiendo qué es poner de primero a El Salvador en este momento de la historia del país, qué se requiere de los partidos políticos y qué hubiera hecho alguien como nuestro fundador en este momento del país.

Yo sí creo que ahorita debemos fortalecer el contenido de las propuestas políticas de ARENA para que podamos aspirar a ir recuperando la confianza del electorado, porque si uno ve los resultados de encuestas recientes es impresionante cómo se ha desplomado la preferencia electoral de los salvadoreños de enero a agosto de este año.

¿A su criterio que es lo que está pasando cuando las encuestas revelan que la población está bastante descontenta con el Gobierno, pero eso no se traduce en apoyos o en confianza en ARENA?

Pues precisamente parte del dilema es que ante una realidad que es un gobierno con las peores calificaciones de la historia reciente, con un rechazo superior al 80% de la población, obviamente no parece que se justifique la cercanía en preferencias electorales que mantenemos con el partido de Gobierno. Yo creo que lo que resulta es que nosotros como partido hemos tratado de manejar la política pidiéndoles a los ciudadanos que vean al Gobierno. Creo que lo que tenemos que hacer nosotros es ver hacia adentro, como nos fortalecemos, como nosotros desde dentro transformamos la política y la clase política para pedirle a los ciudadanos la confianza de su voto para que, cuando lleguemos al poder, realmente respondamos a las inquietudes que tiene el ciudadano.

¿Y esto no se ha estado haciendo?

Yo percibo que todavía, en general, los ciudadanos no están convencidos que ARENA se haya renovado y transformado. Ese proceso debe incluso fortalecerse y quizá por eso es que todavía yo digo que ARENA no ha llegado a ser todo lo que puede ser y que fue en el pasado.

¿Cuál cree que es el reto que ahora tiene de ARENA?

Yo creo que todavía tenemos un reto, precisamente, de convertir nuevamente el partido en lo que soñó el mayor d’Aubuisson y realmente convertirlo en un instrumento que represente esas ansias de libertad, de desarrollo, de empleo que tiene los ciudadanos. Y no vamos a lograr convencer, y no vamos a lograr recuperar o reconstruir la confianza de los ciudadanos en la política si no comenzamos a tomar acciones y decisiones al interior del partido que demuestren que efectivamente estamos interesados en poner primero a El Salvador y no primero los intereses del partido y de los políticos.

Usted fue parte de ese movimiento que generó la renovación de ARENA, ¿cree que esa aún es una tarea pendiente y los vientos de cambio, se han quedado nada más en eso?

Yo creo que el proceso empezó muy bien, pero precisamente en los últimos meses creo que ha habido retrocesos. Precisamente ahora con el inicio de la campaña política de diputados y alcaldes y con el inicio de la precampaña presidencial creo que es el momento oportuno. Entonces podemos identificar, entre las personas que están en campaña, quiénes son verdaderamente los que creen en los valores correctos para reconstruir la política y volverla a convertir en servicio –tal como el papa Francisco siempre lo ha dicho- en la expresión más alta de la caridad.

¿Qué va a hacer Juan Valiente ya el 1 de mayo de 2018?

Todavía no lo he decidido. Voy a tener que buscar trabajo, pero ciertamente desde el lado político, voy a seguir trabajando dentro del partido. Yo pertenezco al sector empresarial y trabajo muy de cerca con ellos. Todas las semanas hay reuniones, posiblemente pueda ocupar algún puesto dentro del sector y precisamente seguir desde el sector empujando el cambio que yo creo que debe ocurrir.

¿Estaría dispuesto a buscar más adelante una candidatura independiente o de sumarse a un movimiento como el que ha planteado Johnny Wright?

No. Mi responsabilidad con mis electores y ciudadanos que me han apoyado es precisamente hacer todo lo posible por convertir a ARENA en todo lo que puede ser en lineamiento con sus principios y valores. Y lograr finalmente esa transformación política, ese surgimiento de la nueva clase política que necesita El Salvador para enfrentar los nuevos momentos que tenemos.

¿No está Juan Valiente nadando contra corriente?

Pues quizá un poco, pero no por eso es menos necesaria esa lucha y menos importante para el país.

¿Cree que habrá espacio para usted en la Asamblea en 2021? ¿Aspirará a regresar?

Podría ser, no sé. Ahorita lo que voy a trabajar en estos últimos meses de mi gestión como diputado es precisamente tratar de poner sobre la mesa los temas de agenda que son relevantes para el cambio político y en estos días he estado platicando con todos los precandidatos presidenciales de ARENA y creo que es importante que ellos se sumen a un manifestó de acciones que delineen lo que debe pasar.

¿Cuáles son esos temas?

Quedan como ocho meses de esta legislatura y creo que es vital poner temas de agenda que son importantes. Por ejemplo, es necesario con la crisis financiera que enfrenta el Estado aclarar cuál es la política de ahorro y austeridad con la cual los nuevos funcionarios estarán dispuestos a convivir. Precisamente  hay un proyecto de ley especial de ahorro y austeridad que presentamos con el diputado Ernesto Vargas y David Reyes, que creo que debe ser reformada y discutida. Además, es importante saber quiénes de los candidatos van a estar dispuestos a acompañar esa propuesta y quiénes no. Y es importante saber que quienes podrían ser los próximos presidentes de la república están dispuestos a acompañar esa propuesta o no.

Usted nos adelantaba que se ha reunido con los presidenciables de ARENA, ¿qué se ha discutido en esos encuentros?

Me he reunido con tres de los cuatro conocidos. Estoy en proceso de invitarlos precisamente a construir un ideario de lo que debe ser la nueva clase política en El Salvador y de cómo y cuáles deberían ser los lineamientos éticos que ayuden a poner al centro del accionar público al ciudadano y no a los partidos políticos. También espero reunirme con el presidente del partido para discutir este tema.

¿Cómo han recibido sus planteamientos y sugerencias?

En general yo creo que han sido positivas las reacciones y como es un tema que está en construcción prefiero reservarme el proceso de construcción de acuerdos, pero en un par de semanas yo creo que el país tendrá noticias de los planteamientos que haré precisamente para continuar incidiendo en la política nacional.

Comentarios