• Diario Digital | domingo, 14 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Política - Nuevo pulso en ARENA

El pulso entre Calleja y Simán por el poder en ARENA se traslada a la presidencia de la Asamblea Legislativa

Norman Quijano y Margarita Escobar han comenzado un pulso por hacerse de la presidencia legislativa; el primero apoya a Calleja y la segunda, a Simán.

Simán Calleja
El pulso entre Calleja y Simán por el poder en ARENA se traslada a la presidencia de la Asamblea Legislativa

El pulso que existe en ARENA para lograr la candidatura presidencial, y que tiene como protagonistas principales a Carlos Calleja y Javier Simán, se ha trasladado a un nuevo escenario, la Asamblea Legislativa. 

Con la resaca electoral aún a flor de piel, Norman Quijano salió a anunciar su interés por presidir ese Órgano de Estado; sus aspiraciones están cimentadas en ser el candidato más votado en los pasados comicios.

Pero no pasaron muchos días para que a la carrera se sumara otra correligionaria, Margarita Escobar; ella centra sus credenciales en su experiencia como funcionaria de gobierno.

La aparente división dentro de ARENA tiene como trasfondo a los precandidatos, mientras Quijano apoya la candidatura de Calleja, Escobar apoya a Simán. De ahí que no es descabellado inferir que lo que existe en realidad es una puja por mostrar fortaleza dentro del partido. 

En realidad, la bancada de ARENA ha ido tomando partido por alguno de los presidenciables. Nombres como Karla Hernández, Alejandrina Castro, David Reyes, Orlando Cabrera Candray, Patricia Valdivieso y René Portillo Cuadra muestran su simpatía por Simán, mientras entre los que apoyan a Calleja están Carlos Reyes, Carmen Elena de Escalón, Ricardo Velásquez, Mayteé Iraheta, Bonner Jiménez , Donato Vaquerano, Mario Marroquín y Lucía de León.

Al final del día, de lo que se trata es de reunir la mayor cantidad de respaldos posibles y mostrar fuerza a las bases partidarias, que serán las encargadas de elegir a la carta presidencial en poco más de un mes.

Mucho más allá del apoyo que pueden recibir de los diputados areneros es el cargo político y la representación de poder que ejercerán desde la Asamblea Legislativa. De llegar a ser electos por los militantes de ARENA, Simán o Calleja correrán por ocupar  la silla de la Presidencia y, en caso de ganar las elecciones en 2019, necesitarán una bancada de confianza para impulsar su proyecto político.

Un golpe de autoridad

Tanto Calleja como Simán buscan dar un golpe de autoridad a los ojos de la militancia del partido, de ahí la importancia de que sus "caballitos de batalla" logren salir airosos en su intención de hacerse de la presidencia legislativa.

Tanto Simán como Calleja representan a sectores económicos influyentes en el país, ambos con gran importancia para el financiamiento del partido, lo que vuelve necesario demostrar su fuerza, y uno de los escenarios ideales es la silla mayor de la junta directiva de la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, para conseguirla tendrán que tomar en cuenta otro factor, el de Guillermo Gallegos, actual presidente y quien también ha dicho abiertamente que quiere continuar al frente. GANA, el partido de Gallegos, será un aliado político importante -aunque ya no el único- para que ARENA pueda echar a andar su plataforma legislativa, de ahí la importancia de aprender a negociar con el partido al que un día calificaron de "disidentes" y "desleales".

Este 22 de abril, los militantes de ARENA elegirán al candidato presidencial que los representará en las elecciones presidenciales de febrero 2019; mientras llega ese tiempo, los aspirantes seguirán moviendo sus piezas para asentarse como favoritos entre los electores.

Comentarios