• Diario Digital | viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 14:07

Política - Más de $500,000,000

Gobierno dejará de construir sedes de Ciudad Mujer, dos hospitales y otras obras por no contar con votos de ARENA

Siete préstamos por más de $500,000,000 están a punto de perderse pues el gobierno no cuenta con los votos de ARENA que alega que no votarán hasta que el gobierno no arregle sus finanzas.

ahorra-tiempo-y-dinero-
Los préstamos se ratifican con 56 votos. El FMLN necesita de ARENA debido a que con los demás partidos políticos apenas alcanza 49 votos.
Gobierno dejará de construir sedes de Ciudad Mujer, dos hospitales y otras obras por no contar con votos de ARENA

En la Asamblea Legislativa han quedado pendientes siete préstamos de ratificación que, ante la negativa de ARENA de dar sus votos, están en peligro de perderse, entre los que se encuentran proyectos de construcción de dos hospitales, nuevas sedes de Ciudad Mujer, infraestructura vial y construcciones de delegaciones y transporte para la PNC.

Los préstamos ya han sido aprobados con al menos 43 votos. Sin embargo, para el desembolso de los fondos, se necesita que dos tercios de los diputados voten; es decir, 56 y sin ARENA solo se logran 49.

ARENA por su parte, ha reiterado no estar dispuestos a otorgar votos mientras el Gobierno no ordene sus finanzas, sobre todo porque el presupuesto del próximo año no fue ajustado.

En total son $510,000,000 los que están en juego, de los cuales al menos dos préstamos están a pocos días de perderse. El más próximo vencerá el 31 de diciembre y es por $100 millones.

Este préstamo está destinado para el Programa Especial de Seguridad Ciudadana en El Salvador (PESCES), que pretende financiar la construcción de delegaciones policiales, compra de vehículos y un laboratorio de investigación de la Policía Nacional Civil (PNC).

Este ha sido otorgado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) e iba a ser distribuido así: $35.5 millones para construir ocho delegaciones departamentales; $5.8 millones para investigaciones científicas, donde se incluye un laboratorio forense de ADN y otros mecanismos para tomar huellas digitales; $10.1 millones para telecomunicaciones y tecnología; $41.5 millones para equipo de transporte y talleres de mantenimiento; y $7 millones para imprevistos.

Otro que está próximo a vencer es el de Ciudad Mujer por $30 millones. Este proyecto es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y tiene como fin la construcción de tres sedes del proyecto insigne de la Secretaría de Inclusión Social, uno de ellos en Cabañas, otro en Chalatenango y el último en La Unión.

Además, hay un préstamo por $16.9 millones para la planta potabilizadora de Las Pavas, que abastece de agua potable al Gran San Salvador. Aunque este vence hasta marzo, y es complementario al otro crédito que fue aprobado hace un par de semanas que fue otorgado por el gobierno de Francia.

El presidente de ANDA, Marcos Fortín, ha explicado que el primer empréstito es para financiar los motores de la planta y el segundo –que aún no ha sido ratificado- es para la obra civil, así como proteger la zona donde está la planta de un posible deslave ante la crecida del río donde está instalada.

Infraestructura vial y hospitales en peligro

El BID también otorgó un préstamo para infraestructura vial que será ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP). Son $115 millones para construir el Corredor Pacífico Mesoamericano, aunque este tampoco cuenta con el aval de ARENA.

El pasado mes de octubre venció la tercera prórroga que se dio para que fuese ratificado, por lo que el BID podría retirar el financiamiento para el proyecto.

Este préstamo complementa las obras de infraestructura de Fomilenio II, conectan el Puerto La Unión con la frontera El Amatillo y el Aeropuerto Internacional con el oriente del país ampliando la carretera El Litoral.

Por otro lado, otro financiamiento que está pendiente para el MOP es el de $30 millones para el Programa de Caminos Rurales y Mejora de Caminos, un crédito con el reino de España, el cual vence en mayo próximo.

Esta obra incluye 15 proyectos en la zona rural que benefician a 22 municipios del país, ubicados en las zonas más deprimidas, consiste en convertir calles de polvo en carreteras. Además, este plan incluye una donación adicional de hasta $9.5 millones.

También el Ministerio de Salud está esperando que sea ratificado un crédito por $170 millones para financiar el Programa Integrado de Salud fase II (PRIDES II), que consiste en la construcción de dos hospitales, el cual vencerá el 7 de abril próximo.

El primero de ellos es para la construcción del nuevo Hospital Rosales que se proyecta una inversión de $58.5 millones y se destinarían $19 millones más para su equipamiento. El segundo es para el hospital de la zona norte, que atenderá a los habitantes de Apopa, Nejapa y Quezaltepeque, para el que se tendría destinado un monto de $21.3 millones y $5 millones de equipo. El dinero restante es para la construcción de unidades de salud comunitarias.

Por otro lado, en la Asamblea también está pendiente la ratificación de $50 millones con la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA). Este es un crédito de respaldo que asegura fondos de reserva en caso de emergencias y desastres, con una tasa de interés del 0.01%.

El FMLN ha lamentado en reiteradas ocasiones la negativa de ARENA de aprobar estos préstamos que en total suman $510 millones para inversión pública y social. No obstante, el partido tricolor mantiene su postura de no dar sus votos para más deuda.

Por su parte, el diputado del PCN, Francisco Merino, calificó esta situación como delicada, pues no se puede tener empantanada la inversión en el país. “Por eso es importante que ARENA defina su posición definitiva con respecto a qué votos van a dar para préstamos, porque estos también tienen un plazo por parte de los organismos internacionales y esos plazos se vencen y eso de alguna manera significa que habría que hacer reprogramaciones en los planes de gobierno”, declaró el legislador.

La no implementación de estos proyectos podría afectar los planes y metas del quinquenio del gobierno de Salvador Sánchez Cerén, puesto que muchas de las obras están en peligro de no realizarse. 

Comentarios