• Diario Digital | martes, 18 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

Política - En redes

El presidente tuitero: Nayib Bukele y su estrategia de comunicaciones en 280 caracteres

Desde que fue declarado como ganador de las elecciones presidenciales, solo ha sido visto por la prensa local en dos ocasiones en sedes judiciales y este martes en la presentación de un proyecto de la alcaldía capitalina.

Nayib en lo oscuro
El presidente tuitero: Nayib Bukele y su estrategia de comunicaciones en 280 caracteres

Como si de una oficina de prensa se tratara, el Twitter de Nayib Bukele se ha vuelto el único modo de acceder a las posturas, anuncios y estrategias del mandatario electo. La red se ha convertido en una suerte de cadena nacional y consulta de rigor de la prensa y de sus detractores y seguidores.  

Desde que fue proclamado presidente electo, Bukele ha limitado sus apariciones públicas. Desde el 3 de febrero, más allá del acto popular que hizo en el parque Morazán en el centro de San Salvador, se le ha visto solo en dos ocasiones en sedes judiciales y este martes asistió a la presentación de un proyecto de revitalización del centro histórico a cargo de la alcaldía capitalina.

Ninguno de estos tres actos ha sido convocado por él o como parte de su estrategia de comunicaciones. En esas ocasiones, la prensa pudo cuestionarlo, pero más allá de eso la vía de comunicación del mandatario se ha mantenido en Twitter.

Desde que Bukele obtuvo un cargo público como alcalde de Nuevo Cuscatlán, bajo la bandera del FMLN, su cuenta de Twitter comenzó a tomar notoriedad e incluso cuando fungió como alcalde capitalino le sirvió en muchas ocasiones para sentar postura sobre algunos temas. Sin embargo, fue hasta que se pintó como posible candidato que se volvió uno de sus canales favoritos.

Con una palestra nada despreciable de 563,000 seguidores, Bukele ha llevado a su máxima expresión la relevancia de esta red social, desde la que sienta postura, denuncia, critica, ordena, celebra los goles de la Selecta y hasta anuncia que va a ser padre.

Las pocas palabras que ha esbozado el mandatario en sus tuit diarios ha permitido, por ejemplo, saber qué su política exterior estará más cercana a Estados Unidos y ha puesto en duda la relación con China.

También, desde su Twitter, ha ordenado a la Policía dejar en libertad a dos jóvenes que fueron capturados en una marcha en contra de la privatización del agua. Y ha exigido una ley de aguas donde no haya presencia de los privados.  

Además, disertó en un hilo de más de siete tuits por qué era un error que los diputados hayan aprobado el aumento de dos puntos porcentuales al Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (FODES). Así como pedirle al actual mandatario vetar el dictamen.

Desde los 260 caracteres que permite esta red social en cada uno de los tuits, el mandatario también ha dado pinceladas de algunos miembros de organismos internacionales y cooperantes con los que se ha reunido. Aunque no ha entrado en mayores detalles.

Por primera vez, de manera comunicacional, se han priorizado los mensajes de tuits incluso por sobre comunicados. Tal es el caso que su mismo equipo de prensa ha tenido que elaborar comunicados con base a los tuits del mandatario.

bukele prensa

Sin Facebook Live

Durante la campaña presidencial, además de los tuits,  los Facebook Live fueron parte cotidiana de su campaña. De hecho, desde que anunció que formaría el movimiento Nuevas Ideas y que buscaría la Presidencia hasta el gane de la Presidencia el 3 de febrero Bukele realizó al menos 10 Facebook Live en los que tuvo millones de vistas.

Estos regulares Facebook Live se convirtieron en los espacios desde donde Bukele, entonces candidato presidencial, anunciaba y se dirigía a sus seguidores sobre lineamientos en torno a su candidatura y lograr el gane. Fue su palestra principal con la gente y lo catapultó con las miles de visitas que obtenía en cada transmisión.

A esto hay que sumarle las participaciones públicas que hizo en las visitas que realizó a algunos departamentos como San Miguel, Cabañas, M0orazán, Chalatenango e incluso en la Universidad de El Salvador (UES). Discursos que aprovechaba para sentar posturas, hacer promesas de campaña y criticar a sus adversarios.

Los Facebook Live cobraron tal protagonismo que incluso, el pasado 13 de enero, se convirtieron en la plataforma desde donde dio a conocer su estrategia de gobierno, el Plan Cuscatlán.

Sin embargo, desde el 30 de enero –a tres días de las elecciones- no volvió a transmitir un Facebook Live más. A partir de ahí, el único canal de comunicación del mandatario es el Twitter.

Bukele

El presidente tuitero

De seguir la tendencia, Bukele se convertiría en el presidente más tuitero de los últimos tiempos y que, por ende, esté más apegados a las nuevas tecnologías.

Los últimos tres presidentes salvadoreños han tenido una estrategia comunicacional bastante tradicional y con las características que le impregnó cada uno.

Para el caso de Elías Antoni Saca, debido a su paso en los medios de comunicación, tenía facilidad de palabra y solía ser bastante mediático. Por lo que su presencia con la prensa era constante al igual que sus visitas al campo.

Por otro lado, Mauricio Funes, quien también tenía dominio de los medios por su carrera periodística, mantuvo muchos roses con la prensa. Sin embargo, daba conferencias en las actividades a las que iba y tenía un programa radial cada semana en la que sentaba posturas, hacía denuncias y hasta contestaba preguntas –pregrabadas- de los oyentes.

En el caso de Salvador Sánchez Cerén, es el mandatario con un perfil más bajo en los medios de comunicación. No ofreció entrevistas en periodo y desde hace varios años no da una conferencia de prensa. Sus participaciones en actos también son escasas. Se ha limitado a algunas cadenas nacionales para hacer grandes anuncios y algunas posturas desde su cuenta de Twitter.

Con Bukele, el giro es drástico y aunque hasta ahora no ha dado conferencias de prensa programadas ni ha tenido eventos públicos, ni ha aparecido en los Facebook Live, el Twitter tendrá mayor preponderancia. Habrá que ver si al llegar al Ejecutivo mantiene este canal de comunicación como prioritario.

Comentarios