• Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 16:33

Política - Análisis electoral

Dólares desde EE.UU. y políticos que buscan resucitar, los nuevos aliados de Nayib Bukele

Nombres como los del empresario en Washington Luis Reyes, el exdiputado del FMLN Ricardo González y el exarenero Walter Araujo se han convertido en una especie de impulsores de la carrera política de Bukele.

Nayib en lo oscuro
El alcalde durante una obra de teatro. Foto tomada del sitio web Nayib Presidente.
Dólares desde EE.UU. y políticos que buscan resucitar, los nuevos aliados de Nayib Bukele

Un fuerte grupo de empresarios salvadoreños en Estados Unidos, unos cuantos políticos en busca de resurrección en El Salvador y una serie de personajes de menor relevancia con conocimiento de redes sociales y guerra gris cibernética se han agrupado en torno al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, con la esperanza que el defenestrado político tenga la valentía de lanzarse a las elecciones de 2018 con miras a que gane y sea candidato presidencial para los comicios de 2019.

Esa es la apuesta, que Bukele sea presidente sin el FMLN, y en torno a esa aspiración ha comenzado a trabajar una maquinaria que se alimenta con los dólares que a raudales han comenzado (o van a comenzar a llegar pronto) de empresarios salvadoreños en Estados Unidos que guardan rencor con un FMLN al que históricamente han apoyado, pero que en términos reales les salió peor que “un cohete soplado”.

Con dinero de los hermanos lejanos, con el trabajo tesonero de “políticos-Lázaro” expertos en organización y lides electorales y con el oscuro trabajo de otros personajes dedicados a las campañas grises dentro del ciber espacio, el alcalde expulsado del FMLN ha generado su propio ejército político, con él a la cabeza.

“Hoy es un buen día para iniciar el nuevo proyecto de refundar el país. Adelante compañero, a volar junto al pueblo salvadoreño”. La frase podría interpretarse de cualquier forma, de no ser porque su autor es Ricardo González, el sobrino del secretario general del FMLN; y el receptor tácito parece ser el alcalde Nayib Bukele, y el momento en que se emitió fue apenas unas horas antes que se conociera la expulsión del jefe edilicio de las filas del oficialismo.

Precisamente, desde la expulsión del alcalde Bukele del FMLN, las aguas están revueltas en la política salvadoreña. Mientras se asienta el remolino, varios políticos, empresarios y líderes han comenzado a plegarse al alcalde. Unos por creer en él, otros por lucrarse de la situación.

Fieles a un estilo que parece marcarlos a todos, pocas veces se refieren de manera directa a Bukele o hablan de proyectos concretos, pero al leer entre líneas es fácil darse cuenta que sus mensajes buscan alentar al alcalde a buscar una candidatura presidencial con un partido que aglutine a quienes no se identifican con los "partidos tradicionales".

Entre los nombres que surgen aparece Luis Reyes, un empresario salvadoreño radicado en Estados quien ha fungido como el coordinador del movimiento Nuevas Ideas USA.

Reyes no solo ha hecho público su respaldo al edil, sino también expresó que unirán fuerzas en torno a la figura de Bukele para “luchar contra la dictadura partidaria", como lo dejaron por sentado en un comunicado dado a conocer esta semana.

Y este es un canto de honestidad, luego de haber negado que estaba buscando crear un partido político con Bukele como líder, cuando el FMLN filtró el documento de creación. En aquel momento, El Salvador Times tuvo acceso al proyecto para la creación de un nuevo partido político denominado Nueva Nación.

En el escrito se presentaba a Bukele como secretario general y Reyes aparece como el coordinador nacional en Estados Unidos, mientras en El Salvador el coordinador sería Rogelio Rivas, el actual presidente del Instituto Salvadoreño de Desarrollo Municipal (ISDEM).

El documento se filtró a este Diario luego del viaje que Bukele realizó a Washington, donde se reunió junto a varios personeros de Nuevas Ideas USA, encabezada por Reyes. Precisamente en ese viaje, el alcalde dio una entrevista a un canal hispano en la que asegura que invitó a los salvadoreños en la diáspora "a tomar un papel más activo" en las decisiones del país.

Tras darse a conocer la expulsión, Reyes —por medio de sus redes sociales— ha mostrado su total apoyo al alcalde. “Como diáspora y movimiento Nuevas Ideas condenamos rotundamente la negligente e injusta expulsión de Nayib Bukele del partido FMLN”, publicó.

Como diáspora y movimiento nuevas ideas condenamos rotundamente la negligente e injusta expulsión de @nayibbukele del partido @fmlnoficial #

Asimismo, ha dicho que el apoyo al edil en Estados Unidos no es solo de personas de izquierda, pues en el movimiento hay diversidad de pensamiento. “Soy de izquierda y respeto al FMLN, pero Nayib Bukele es el único político que ve la diáspora como socio estratégico y no como remeseros”, ha dicho el empresario en sus redes sociales.

En la página de Facebook del movimiento expresan justamente el objetivo de apoyar el edil es que busque la presidencia en 2019.  “La derecha no tiene idea del Movimiento de Solidaridad en favor de Nayib Bukele que se levantará en USA y en todo el mundo. Definitivamente, Nayib presidente”, publican.

Pero Luis Reyes no es cualquier pelagatos. Es uno de los empresarios salvadoreños más fuertes y generosos con los políticos salvadoreños.

Oriundo de la zona oriental del país, marchó desde joven hacia el sueño americano y a base de esfuerzo personal, de mucho trabajo y de una mente superior para los negocios ha amasado una fortuna respetable.

Su interés en la política salvadoreña ha sido evidente a través del tiempo. Y eso lo han sabido los políticos de este país, y se han acercado una y otra vez a pedir el socorro de Luis Reyes. Y él se los ha dado.

No solo eso, Luis Reyes es un empresario que aglutina a otros empresarios fuertes en la nación norteamericana. En pocas palabras, es un constante flujo de fondos que cualquier político salvadoreño quisiera.

A ese árbol se ha arrimado Nayib Bukele. Él y el séquito de personas que le acompañan ya sea como asesores, como políticos que han resucitado y buscan un nuevo modus vivendi o como personajes de dudosa reputación en los pasillos de la política salvadoreña que han visto en el tema Bukele y su relación con los dólares salvadoreño-americanos una jugosa manera de volver a tener vida laboral y política.

Desde el sobrino de Medardo hasta históricos efemelenistas

Otro de los que aparece ligados a Bukele, mediante el movimiento Nuevas Ideas, es Ricardo González —sobrino del secretario general del FMLN, Medardo González— quien desde un primer momento rechazó el mecanismo del Tribunal de Ética del partido al que pertenece.

Basta ver la cuenta de Twitter de González para darse cuenta de su simpatía hacia el alcalde. Incluso, ha compartido algunas fotografías en las que se le ve en actividades en Washington junto al edil, incluyendo una donde también participó Reyes.

"Esa no es audiencia especial, es un pelotón de fusilamiento. El Tribunal solo firma la sentencia política dada por la COMISIÓN POLÍTICA", escribió el ex diputado suplente por el FMLN en San Miguel en su cuenta de Twitter.

Hoy es un buen dia para iniciar el nuevo proyecto de refundar el pais. Adelante compañero a volar junto al pueblo Salvadoreño. pic.twitter.com/ydF5KiTUb4

Asimismo, el día que expulsaron al edil del FMLN compartió: “Hoy es un buen día para iniciar el nuevo proyecto de refundar el país. Adelante compañero, a volar junto al pueblo salvadoreño”, sin especificar a quién se refería.

Otro de los huesos colorados del FMLN que apoya a Bukele es Salvador Arias, quien en reiteradas ocasiones le pidió a su partido que pensara muy bien la expulsión del edil.

Fabio Castillo, líder histórico del partido de izquierda, también ha apoyado al alcalde. Tanto así que se presentó el domingo pasado ante el Tribunal de Ética para defender a Bukele de las acusaciones que le hicieron. Castillo es concejal de la alcaldía y su apoyo es vital para lo que queda de su gestión.

Lo mismo ocurre con el concejal Mario Durán, quien también se presentó a defender al alcalde y ha dicho que no es culpable de nada “solo de hablar con la verdad y de ser joven”. El apoyo de Durán y Castillo en la comuna le permitirá finalizar su gestión de manera más armoniosa, sobre todo cuando necesite sus votos en el concejo municipal para obras o proyectos. Durán, sin embargo, no es un cuadro del partido, sino más bien una persona afín al alcalde.

De los foráneos a la presidencia

Dos de los activistas más fieles que tiene Bukele en el terreno nacional, uno es un político de derecha de vieja data y el otro, un polémico tuitero con pasado en GANA. Se trata del expresidente de ARENA, Walter Araujo, y de Alejandro Muyshondt.

Ninguno se ha guardado elogios hacia el alcalde ni han tenido reparos en incentivarlo a crear un nuevo movimiento político que lo impulse a la Presidencia de la República. 

“Bueno Sres. Nayib Bukele nos necesita; es hora de crear un partido nuevo, incluyente y democrático que trabaje para las mayorías”, publicó Muyshondt tras enterarse de la expulsión del jefe edilicio.

Bueno Sres. @nayibbukele nos necesita; es hora de crear un partido nuevo incluyente y democrático que trabaje para las mayorías.

Por su parte, Araujo aunque es bastante activo en redes, ha llevado su apoyo un poco más allá y ha acompañado al edil incluso a Washington en la reunión de Nuevas Ideas USA. También aparece en la fotografía junto a Reyes y González como otro de los que busca la candidatura presidencial del jefe capitalino.

“El alcalde de San Salvador no solo es ahora independiente, él tiene un partido: EL DEL PUEBLO SALVADOREÑO. Si no se tiene partido, se tiene libertad y la libertad solo reconoce al liderazgo. El que se gana con acciones reales”, publicó en sus redes sociales Araujo.

Araujo es un clásico ejemplo de los políticos que buscan resucitar. Tras haber sido presidente de ARENA bajo el mando de Francisco Flores, quien lo puso y lo quitó de ese cargo según el mismo Araujo ha dicho públicamente, este político tuvo una larga trayectoria en ARENA desde joven. Incluso, fue presidente del Tribunal Supremo Electoral, pero cuando se quedó sin padrinos políticos comenzó su descenso.

No fue sino hasta que el rescate llegó por mano de su amigo y rival, René Figueroa, quien alentó al expresidente Tony Saca para que ayudara a Araujo a salir de su encierro. Y así fue.

Luego, con el expresidente Mauricio Funes, Walter Araujo y su círculo cercano comenzaron a apoyar al gobierno del FMLN; después rompió toda relación con ARENA y ahora trabaja de lleno en la campaña de Nayib Bukele.

En las elecciones de 2015 —las que llevaron a Bukele a ser alcalde de la capital— Araujo fue uno de sus oponentes. En aquel momento, dijo que su fuerza electoral estaba en "la red más poderosa de El Salvador", como llamó a las redes sociales. Esa red, sin embargo, no le dio más de 1,380 votos, muy lejos de los 86,000 del ganador; ahora, ha puesto esa "red poderosa" al servicio de Bukele.

Visto desde la distancia, cualquiera podría inferir que lo que Walter Araujo deseaba era restar votos a la derecha política para favorecer el triunfo de Bukele.

Y Walter Araujo no está solo. Con su hermano Carlos son expertos en política electoral, en números para las elecciones, en organización territorial y —hay que decirlo— en guerra política. No en balde Araujo fue uno de los graduados (en las épocas de d’Aubuisson) de la escuela Fu Shing Kan, de Taiwán, donde se especializaba a cuadros para la guerra política.

Junto a ellos, otros personajes de menor trascendencia y relevancia, pero con conocimiento de redes sociales y de cierto análisis político, se han aglutinado para obtener su pedazo del pastel. Incluso, sobre ellos, el expresidente Mauricio Funes (aduciendo conocimiento de causa según se infiera) los tildó de “sobalevas” que esperan que Bukele sea presidente para pescar algo.

Desde hace meses, incluso dentro del partido que lo llevo al poder, el alcalde Bukele recibió apoyos fuertes para que busque la presidencia. De hecho, hay un movimiento que ha publicado una página web que expresamente pone al edil como presidenciable y se mantiene constantemente alimentada con información del alcalde.

Los próximos días serán trascendentales para Bukele, pues deberá replegarse a sus amigos e identificar muy bien a sus enemigos para construir su nueva red de apoyo de cara a sus objetivos políticos, esos que anunciará la noche de este domingo.

nuevas ideas usaUn grupo fuerte de empresarios en EE.UU. apuestan por Bukele para la presidencia de 2019.

Comentarios