• Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 19:43

Política - Entrevista a diputado

Osiris Luna: “Cuando un policía mata o lesiona a un pandillero, Derechos Humanos defiende más a los criminales”

Aseguró que el actual gobierno deja más que un reto grande a la siguiente administración de Nayib Bukele porque "entregan en una camilla a un país agonizando, con cáncer y otras enfermedades terminales", apuntó el diputado del partido de la golondrina. 

 

Osiris luna, GANA
Osiris Luna: “Cuando un policía mata o lesiona a un pandillero, Derechos Humanos defiende más a los criminales”

Una de las voces más fuertes del tema de seguridad en la Asamblea Legislativa es el diputado de GANA, Osiris Luna, salió al paso una vez más a defender a los policías y militares que están en el combate frontal a a criminalidad. 

El legislador señaló que cuando se dan los enfrentamientos entre pandilleros y los miembros de la autoridad, si los pandilleros mueren o son lesionados, derechos humanos los protege más a ellos que a los policías y militares. A su criterio esto debe cambiar para que las autoridades pertinentes no los dejen solos. 

Por otro lado, Luna denunció que se están engavetando varias de sus propuestas en la comisión de Justicia y Seguridad de la Asamblea, pues en lugar de estar discutiendo "ascensos exprés" para algunos policías se deberían tocar temas como su propuesta de Ley de Videovigilancia o de Recuperación de Territorios. 

En esta entrevista con El Salvador Times, el legislador asegura que pese a la grave crisis de inseguridad que incluso acaba de generar una ola de homicidios de militares y policías, hay "falta de interés" dentro de la Asamblea para buscar soluciones y resolver la problemática de violencia. 

Luna, además, señala que el gobierno actual dejará una gran deuda con el tema seguridad: "Entregan en una camilla a un país agonizando, con cáncer y otras enfermedades terminales". En este sentido, asegura el reto que le quedará al gobierno de Nayib Bukele es grande.

La semana pasada se elevaron los ataques contra elementos de seguridad. Da la impresión que las pandillas aumentan los crímenes cuando quieren, ¿qué opina usted de esto? 

Creo que no ha habido una comprensión real de cómo ha mutado la violencia y como en los últimos 20 o 30 años en nuestro país no ha habido un modelo de seguridad que funcione, dé resultados y esté apegado a la realidad que estamos viviendo. Hemos pasado de manos duras a supermanos duras, hemos tenido tregua y pactos de dirigentes políticos con ellos. Esta no es la forma o rumbo que debe tener el país si queremos solucionar la inseguridad y cumplir el derecho constitucional que tienen todos los salvadoreños de tutelar su derecho a la integridad física, al libre tránsito.

¿Cómo evalúa el accionar de las autoridades en esa coyuntura? Un comunicado de la Policía fue el único pronunciamiento que se tuvo de parte de las autoridades, ¿que opina usted de esto?

El presidente no dijo nada, mejor lo hizo el presidente electo. Yo sí lo hice la misma noche que iniciaron de nuevo los ataques. Dije tres acciones que se podían implementar. Hace un mes, a la Fuerza Armada se les prohíbe no portar el arma por la veda de armas. ¡Es increíble! ¿Cómo vas a dejar desprotegido a un elemento militar, policial o custodio? Ellos y sus familias corren riesgo, una amenaza latente a diario y los mandan desprotegidos a licencia. Desde ahí hay una mala comprensión del fenómeno de la violencia, dije que les dejaran portar sus armas cuando estén de licencia. Una segunda acción que podemos hacer es que si estos actúan en legítima defensa del pueblo, de ellos mismos o sus familiares, por lo menos que la unidad jurídica o la institución correspondiente vele por la seguridad jurídica de ellos. Lo digo con conocimiento de causa. Los dejan abandonados los procesos de policías que se defienden versus pandilleros. Cuando un operativo pasa y un policía mata o lesiona a un pandillero pareciera que son intocables, derechos humanos defiende más los derechos de los pandilleros que de los policías y el pueblo. Hay que proteger a los que nos están protegiendo.

La tercera medida es que la decisión que se tome sobre la violencia que no vaya a terminar en otra tregua más. La tregua solo vino a fortalecer y financiar mejor a estos grupos, que se organizaran, se les dio una personería, prácticamente, es un Estado sentándose con pandillas y eso no puede continuar de esa manera. Creo que la solución es un nuevo modelo de seguridad.

¿Usted ha hecho varias propuestas en torno al tema de seguridad, qué ha pasado con ellas? 

Una de mis primeras propuestas iba encaminada a la recuperación de territorios. De hecho, hay una resolución de la Sala de lo Constitucional que mandató, el 15 de julio del año pasado, que debíamos legislar. Un mes después de la resolución lo presenté, pero no solo eso, he presentado ley de videovigilancia, el Instituto de Ciencias Forenses, que se haga un registro de los desaparecidos para descubrir y desmantelar esas bandas de tráfico ilegal de órganos, tráfico ilegal de personas, entre otras. Todo esto está durmiendo el sueño de los justos. He sido crítico, ha quedado claro que no se han tocado los temas de la comisión de seguridad porque no hay voluntad. En una entrevista con miembros de la comisión les dije que no podemos estar tocando los temas de ascensos exprés para ciertos grupos de la Policía cuando la gente está muriendo, eso es lo que se ve en la comisión.

¿Qué se ha discutido en la comisión entonces?

Desde que estoy en la Asamblea el único tema que se trató en la comisión, cuando todavía era parte, era el de pasar las medidas extraordinarias a ordinarias. Luego de eso, se ha hablado de ascensos, mejoras de remuneraciones, se han hablado temas que no llevan estrategia y no son operativos para el problema que sufren los salvadoreños. No podemos tirarle la bola al gobierno que viene, porque el próximo gobierno de Nayib Bukele va a heredar una violencia histórica con instituciones que no quieren tocar el tema de raíz.

¿Cómo se ataca de raíz entonces?

Empecemos a tocar estos temas. La recuperación de territorio es lo principal y no estoy hablando de que con la fuerza y vayamos a matar, no estoy hablando de eso, sino de estrategias y nuevas prácticas que se deben tomar dentro de la institución. Presenté el sistema integrado de seguridad pública y no se ha querido estudiar. Volvemos al punto de voluntad política o hay algún punto de no querer resolver los temas. Te lo digo porque conozco la realidad de nuestro país, la he sufrido, he vivido en lugares peligrosos. Este día al finalizar 10 familias van a estar sufriendo la pérdida de un familiar o la muerte de un familiar. Ya demasiado sufrió el pueblo para seguir engavetando estos temas.

Hay que hacerlo de manera integral, los diputados, alcaldes y hay algunos de ellos que no se quieren sumar. Yo felicito al alcalde de San José Guayabal por lo que hace, esto va más allá de ideologías o partidos, esto va de un problema que hay que solucionar. Creo que hay que controlar las fronteras, territorios, nuevas  prácticas y la solución es un nuevo modelo de seguridad. El gobierno actual está diciendo que esperemos al nuevo gobierno, pero el gobierno no deja de operar, tiene que hacerlo hasta el 31 de mayo, hasta que entreguen la banda. 

¿Le parece que este gobierno esté esperando a que el siguiente le resuelva?, ¿es una llamada de auxilio? 

Sin duda. El gobierno actual está ahogado, no solucionó el problema, termina con muerte para policías, no hallaron la medicina al cáncer que es esto. Se necesitan soluciones extremas, pero que lleven estrategia e inteligencia, no solo erogación de recursos. Claro que se necesitan, pero a veces cuando presentas un plan estructurado bien fundamentado y financiado no como el plan El Salvador Seguro.

¿No le parece que el plan El Salvador Seguro esté bien fundamentado? 

Muchos analistas han estado mencionado que es una ONG para sacar dinero a nivel internacional, pero el concepto que tengo es que si continúa de la manera tal cual está, esto va a seguir igual o peor. Tenemos un déficit para llevar ese plan de $1,700 millones. No se va a ejecutar. Sabemos que ese dinero no está al alcance, pero más que eso son las prácticas. Estoy de acuerdo con la prevención, pero parece que actualmente estamos poniendo la carreta delante de los bueyes. Por ejemplo, en el caso de La Campanera se invirtió millones, de parte del ministerio, hicieron una cancha dentro de la comunidad y arreglaron pues resulta que hoy está a manos de las pandillas. Se tuvo que haber recuperado el territorio antes de llegar con la inversión. Por eso creo que este gobierno está pidiendo auxilio.

¿Considera que el reto que le queda al nuevo gobierno es grande?

Más que una camisa grande, creería que se está entregando en esta transición un caos, donde no solo es la seguridad, también este gobierno estuvo a punto de dejar sin agua a las familias, este gobierno ha dejado las escuelas desprotegidas, los desaparecidos al límite, no hay soluciones al tema de salud pública. No es una camisa grande porque soluciones hay, pero lo que pasa es que los problemas son grandes. Entregan en una camilla a un país agonizando, con cáncer y otras enfermedades terminales. Hay que hacer algo urgente.

Comentarios