• Diario Digital | lunes, 20 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00

Política - ARENA

Proponen que ciudadanos con enfermedades crónicas trabajen desde casa

Buscan no exponer a todos los trabajadores en grupos de riesgos, ya que son los más propensos a infecciones graves de coronavirus.
Reyes David
Foto: Cortesía Grupo Parlamentario de ARENA
Proponen que ciudadanos con enfermedades crónicas trabajen desde casa

El diputado por el partido ARENA David Reyes presentó una propuesta de ley para que las personas con enfermedades crónicas, mayores de 60 años y otros grupos de riesgo se queden en casa de manera remunerada y no se expongan a contraer el coronavirus.

La propuesta tiene por objetivo no exponer a los más vulnerables a la pandemia, que puedan trabajar desde casa y que se les garantice el salario con todas las prestaciones.

Ante la ausencia de una ley, por la falta de acuerdo entre Asamblea Legislativa y el Gobierno, no hay disposiciones que protejan a grupos de riesgo si son obligados a trabajar, por lo que Reyes busca que se apruebe ese marco normativo.

A través de la “Ley transitoria para la protección de los trabajadores con mayor nivel de vulnerabilidad por la pandemia de covid-19” busca que los mayores de 60 años, mujeres embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas no se expongan y de ser posible trabajen desde casa.

El resto de las personas contempladas dentro de grupos vulnerables son los que padecen de insuficiencia renal crónica, trasplantados, diabéticos, hipertensos, diagnosticadas con cáncer y cualquier otra enfermedad degenerativa o inmunosupresora, o enfermedades pulmonares crónicas.

Con la ley se le impide a las empresas o instituciones despedir a una persona dentro de esos grupos por no asistir a su trabajo, según reza el artículo 4 de la misma.

“Todos los trabajadores y las trabajadoras en situación de vulnerabilidad conforme a lo establecido en el artículo 2 de la presente ley, podrán resguardarse en sus respectivos lugares de domicilio o residencia, a fin de evitar el contagio. En consecuencia, no se podrán ver afectados laboralmente si optan por no asistir a su centro de trabajo durante la vigencia de la presente ley”.

Lo anterior tiene una sola excepción y es con los mayores de 60 años que trabajen dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud, quienes “deberán presentarse a trabajar a juicio prudencial del titular de la institución”.

Las entidades gubernamentales o privadas están facultadas para asignarle tareas a las personas que se encuentran en casa y que puedan cumplir con la modalidad de teletrabajo, respetando los horarios de la jornada normal.

Los empleados que decidan no asistir a trabajar y estén dentro de los grupos de riesgo de la ley deberán recibir su salario íntegro.

El trabajador “deberá recibir su salario y demás prestaciones laborales en tiempo y forma regular, sin que se le aplique ningún otro tipo de descuentos adicional a los ya establecidos”, reza el artículo seis de la normativa.

El artículo siete indica que podría haber terminación de contrato, pero solo bajo las causales que se han estipulado en el Código de Trabajo.

La protección estará activa para todos los que decidan trabajar desde casas por estar en los grupos de riesgo desde el momento en que la ley sea publicada en el Diario Oficial hasta el 31 de diciembre de 2020.

Para las personas mayores de 60 años que no tienen enfermedades crónicas o que tengan obesidad mórbida hay una protección adicional de tres meses en las que no pueden ser despedidos; es decir, no podrán ser removidos hasta marzo 2021.

Comentarios