• Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 22:21

Política - Ausente en dos emergencias

Sánchez Cerén, el presidente que gobierna por teléfono en las emergencias

Del mandatario poca referencia se tiene ya que no se ha querido revelar el destino de su viaje que ha hecho por motivos personales.

sanchez ceren
Salvador Sáchez Cerén
Sánchez Cerén, el presidente que gobierna por teléfono en las emergencias

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, ha tenido como principal aliado al teléfono en dos situaciones de emergencia que ha tenido el país y que por diferentes motivos lo han encontrado fuera del país. La más reciente, el enjambre sísmico que mantuvo en alerta a los residentes del Área Metropolitana de San Salvador.

A pesar de la situación que se vivía, el mandatario se limitó a escribir dos mensajes en su Twitter. Lo demás, fueron llamadas telefónicas que supuestamente hizo a sus ministros para "mantenerse informado".

Según las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, el presidente mantiene comunicación vía telefónica con ella para planificar las decisiones a tomar por la situación del enjambre sísmico en San Salvador.

El vicepresidente, Óscar Ortiz, defendió el derecho del presidente de salir del país y argumentó motivos personales en el viaje del que se desconoce el destino, aunque muchos especulan que sería Cuba y que estaría ahí por un tratamiento médico a causa de padecimientos que desde hace rato está atraviesa.

Criticado en redes sociales

En redes sociales la ausencia de Sánchez Cerén generó malestar en la población que esperaba escuchar de la voz del jefe de Estado la declaratoria de emergencia por el enjambre que dejó como saldo un muerto, postes derribados, algunos daños leves y varias familias en albergues preventivos.

Además, el mandatario no se ha expresado por otros temas como el impago de parte del Ejecutivo de los intereses generados por el fondo de pensiones. Desde la semana anterior, Sánchez Cerén es como un fantasma.

La ausencia del mandatario en una emergencia no es algo nuevo, ya que en julio de 2015 se vivió una situación similar con un paro de transporte provocado por las pandillas que cobró la vida de varios motoristas que no atendieron la amenaza realizada por los delincuentes.

En ese momento los miembros del gabinete de Seguridad también explicaron que pese a su ausencia Sánchez Cerén era el encargado de dar las instrucciones y aprobar las propuestas sobre las acciones a tomar. Físicamente, sin embargo, nunca apareció.

En ese momento también se explicó que a diario tenía una comunicación constante con los funcionarios a través del teléfono. Luego de cinco días el paro llegó a su final y el mandatario reapareció en agosto en actividades públicas.

Pero no solo para momentos de crisis se ha cuestionado la ausencia del presidente, en diciembre de 2014 y con ningún tema de emergencia las críticas le llovieron al anunciarse de un viaje a Cuba por motivos médicos.

En aquel entonces los detractores de Sánchez Cerén ocuparon esta salida para atacar al sistema de salud, ya que argumentaban que la deficiencia de este se evidenciaba en el hecho que el presidente de la República no confiara en este.

En aquel momento fue la dirigencia del FMLN quien salió a defender al presidente volviendo a asegurar que por teléfono se coordinaban las decisiones de Gobierno, esto a pocos meses de haber asumido en el cargo.

Funes también gobernó por teléfono en crisis

Pero Sánchez Cerén no es el primer presidente cuestionado por su ausencia durante las emergencias, de hecho su antecesor, Mauricio Funes, tampoco apareció en situaciones de emergencia.

Funes se defendió en su momento asegurando que para la tormenta Ida  no era necesaria su presencia en los medios sino trabajando con los miembros de su gabinete para hacer frente al problema.

El caso de El Salvador parece ser único ya que en hechos suscitados durante la última década se ha visto como presidentes de diferentes países interrumpen sus compromisos personales para acudir de inmediato a la zona de alto riesgo.

Uno de los últimos casos es el del presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, quien no realizó una gira por Europa debido a la erupción de un volcán. Mauricio Macri en Argentina y Dilma Rousseff, entonces presidenta de Brasil, interrumpieron sus vacaciones para atender emergencias en sus países.

Del lado de los presidentes "desaparecidos", el mexicano, Enrique Peña Nieto decidió no interrumpir su viaje pese al caos generado por el incremento a los precios de los combustibles a inicio del año.

Tres días después de la emergencia declarada -y supuestamente avalada por Sánchez Cerén vía telefónica- el mandatario sigue sin aparecer y seguramente, la cuenta de teléfono sigue creciendo mientras se comunica con sus ministros.

Comentarios