• Diario Digital | lunes, 17 de enero de 2022
  • Actualizado 15:50

Sucesos

Unos 60 testigos declararán en juicio contra dos exoficiales y cuatro cadetes de Escuela Militar

Son enjuiciados acusados por la Fiscalía de la muerte de un cadete en un entrenamiento en una piscina de la institución

Cadetes procesados
Foto centro judicial.
Unos 60 testigos declararán en juicio contra dos exoficiales y cuatro cadetes de Escuela Militar

La muerte del cadete Juan Carlos Díaz Zelaya es dilucidada por el Juzgado de Sentencia de Santa Tecla, La Libertad, que procesa a exoficiales y excadetes de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios, acusados de homicidio agravado.


El juicio fue instalado hoy y la Fiscalía ha indicado que unos 60 testigos participarán en dicha diligencia.

La Fiscalía acusa del homicidio del estudiante de primer año de la Escuela Militar al excapitán Rafael Cañas Abarca, el exteniente Jairo Orlando Baires Salinas y los excadetes German Antonio Nieto Escobar, Enmanuel Navas Contreras, Jaime Isaac Lemus Martínez y Giovany Ernesto Grijalva.

La Fiscalía sostiene en su acusación, que el 3 de octubre de 2014, se realizaba un ejercicio de flotación en una piscina de dicha escuela militar y que la víctima, supuestamente, fue obligada a realizarla, pese a que había advertido que no podía ejecutar la prueba.

Díaz Zelaya presuntamente fue sometido por cadetes de cuarto año ante la indiferencia de los oficiales.

El juicio podría extenderse por varios días ante la abundante prueba de la Fiscalía y los alegatos de los abogados defensores.

El caso mantiene reserva total, a petición de la Fiscalía. El caso fue procesado por el Juzgado de Primera Instancia Militar, bajo el Código de Justicia Militar, el cual determinó expulsar de la institución a los involucrados por mala conducta y condenó a dos de ellos a dos años de cárcel en una prisión militar.
 
Un caso similar ocurrió el 27 de septiembre de 2010 durante un entrenamiento similar en una piscina de la Escuela Militar.

Esa vez murió el cadete Jhonatan Rivera Salinas. Igual que Díaz Zelaya, la víctima advirtió que no podía nadar y ejecutar la prueba. Murió ahogado.

Comentarios