• Diario Digital | lunes, 27 de junio de 2022
  • Actualizado 11:15

Sucesos - El profesor tiene abierto un expediente judicial

Alumnas de Medicina de la Universidad de El Salvador denuncian a catedrático por acoso sexual

Dos estudiantes aseguran haber sido acosadas por un profesor al cual solicitaron ayuda con una materia. Una alumna abandonó la universidad, pero la otra interpuso la demanda en la Fiscalía.

Facultad de Medicina de la Universidad Nacional/ Diario El Salvador Times.
Facultad de Medicina de la Universidad Nacional (Foto: El Salvador TIMES).
Alumnas de Medicina de la Universidad de El Salvador denuncian a catedrático por acoso sexual

Una estudiante de Medicina de la Universidad de El Salvador denunció a un catedrático -quien además fue su pareja- por acoso sexual y violencia intrafamiliar, debido a la insistencia de este por continuar con la relación sentimental.  El docente, quien se negó a hablar del tema por considerar que es una situación delicada, estuvo involucrado con otro caso similar por el cual otra estudiante abandonó la institución.

María (cuyo nombre real ha sido cambiado por protección de identidad) asegura haber recibido agresiones físicas y verbales por parte del maestro, quien le reprochó haberla ayudado en una materia.

Al profesor se le atribuyen -además- deserciones universitarias de otras alumnas, entre ellas la de una estudiante que asegura haber tenido que dejar la Universidad de El Salvador para continuar sus estudios en otra institución.

Al ser consultado por El Salvador TIMES sobre ambos casos, el maestro recurrió a su abogado quien le aconsejó no dar declaraciones al respecto.

La demandante asegura que accedió a salir con el catedrático, pero que este no le manifestó que estaba casado. Asimismo señala que la insultaba constantemente frente a otros estudiantes como reclamo por haberla ayudado en una materia y le reprochaba que "estaba obligada a pagarle". 

Según María, el docente la insultaba por no acceder a sus pretensiones sexuales y le decía “sos una basura, una zorra, una perra, una hija de puta. Me tenés harto”.

“En la Junta Directiva de la facultad me atacan por haber hecho la denuncia y no me hacen caso cuando pido informes de este caso. En una ocasión un par de alumnos, amigos de él, me rociaron gas pimienta. Ellos se habían reunido con el docente y habían sido enviados para agredirme. En esa ocasión me sacaron en ambulancia de la Universidad”, comenta la estudiante.

El segundo ejemplo es el de Catalina (cuyo nombre también ha sido cambiado), una alumna de segundo año de Medicina, quien al presentar problemas con la materia impartida por el mismo docente dijo haberle acudido a él para pedirle ayuda. A cambio del favor, el sujeto la empezó a acosar de la misma forma, por lo que la joven optó por irse de la institución. Tanto María como Catalina señalan que en el recinto no hay protección para los estudiantes y que se concentran en proteger a los maestros.

Ambas estudiantes aseguran que el maestro de Medicina las exhortaba a que abandonaran el recinto educativo. Catalina decidió irse, pero María optó por presentar una denuncia ante la Fiscalía. 

El Juzgado Séptimo de Paz de San Salvador ordenó al catedrático abstenerse de hostigar y perseguir  a su alumna y le prohibió amenazarla tanto en el ámbito privado como públicamente.

Tanto la Fiscalía Universitaria como la Defensoría de los Derechos de los Estudiantes y el Decanato de la facultad de Medicina, se negaron a dar información sobre el caso; sin embargo el secretario del Decanato explicó que no han intervenido “para no entorpecer las investigaciones” que realiza la Fiscalía General de la República y negó todo tipo de expediente del docente para confirmar la existencia de dichos señalamientos.

En la Defensoría estudiantil señalaron que muchos casos de estudiantes llegan a esa instancia a buscar una mediación entre las partes, y que al llegar a una resolución el caso pasa a la Junta Superior Universitaria.

juzgado

Gas pimienta

Comentarios