• Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 19:43

Sucesos - Soyapango

Tres años de cárcel recibió un ratero que fue atrapado con el celular de su víctima

El hombre siguió a su víctima y le tapó la boca para someterla mientras le quitaba sus pertencias en un pasaje estrecho de la colonia Guadalupe, pero luego fue detenido por lugareños hasta que llegó la Policía.

violación
Tres años de cárcel recibió un ratero que fue atrapado con el celular de su víctima

Tres años es el castigo que un tribunal de sentencia de Soyapango le impuso a un hombre que intentó quitarle el celular a una mujer en la colonia Guadalupe del municipio de Soyapango.

Según la información recabada por la Fiscalía General de la República (FGR) la mujer caminaba en un estrecho pasaje de la colonia Guadalupe cuando observó a un sujeto extraño quien la siguió hasta que la alcanzó para someterla.

El sujeto identificado como Luis Ernesto Miranda Taylor le tapó la boca a su víctima con una de sus manos mientras que con la otra la despojaba de sus pertenencias; sin embargo la mujer forcejeó con su atacante.

Aunque la resistencia que puso la víctima no impidió el robo, cuando este se fue la mujer gritó pidiendo auxilio y fueron personas que estaban en la zona quienes detuvieron al sujeto hasta que avisaron a la Policía.

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que andaban cerca de la zona acudieron y cuando revisaron al sujeto le encontraron el aparato, por lo que el arrestó se hizo en el término de flagrancia.

En el desarrollo del procedimiento judicial que se hizo en los diferentes tribunales, la Fiscalía presentó pruebas periciales, documentales y testimoniales tanto de testigos como de la misma víctima a quien se le identificó bajo la clave "Alicia" por protección durante el procedimiento.

Los recursos presentados por FGR fueron suficientes para que el sujeto fuera condenado por el delito de Robo Imperfecto o Tentado.

Oras condenas

En otro procedimiento judicial, la Fiscalía logró la condena de cinco años de prisión contra una mujer que fue encontrada culpable de tener vehículos y piezas robadas en un taller de mecánica ubicado en la avenida Monseñor Óscar Arnulfo Romero en San Salvador. 

La mujer fue condenada por el delito de receptación de vehículos automotores o sus piezas provenientes del  hurto o robo, pese a que durante el proceso había gozado de medidas sustitutivas a la detención que incluían presentarse al tribunal cada cierto periodo y la prohibición de salir del país.

Carmen Cabezas de Acevedo tenía carros y piezas con el número de serie alteradas con el objetivo de evitar que fueran identificadas originalmente.

En otros caso, un sujeto fue condenado a 12 años de cárcel por violar a su hijastra, de 8 años, en Santa Ana.

El sujeto identificado como Antonio N., por seguridad de la víctima, aprovechó la ausencia de la mamá de los niños y lanzó a la cama a la víctima para cometer la vejación. La menor declaró que el hombre no la dejó tranquila hasta después de la violación y la conminó a ocultar lo sucedido.

La niña le contó lo sucedido a su mamá esa misma noche, luego de que se levantara llorando de las pesadillas que le había causado la agresión.

Comentarios