• Diario Digital | viernes, 14 de junio de 2024
  • Actualizado 21:32

Sucesos - Los hechos se dieron entre 2009 y 2010

Condenan a seis años a mujer que estafaba en el cementerio de Apopa

Cinco personas judicializaron este caso; sin embargo, solo tres se hicieron presentes al juicio, por lo que la mujer fue condenada a dos años por cada víctima.

2017032417494389418
Administradora de cementerios condenada. Foto PNC.
Condenan a seis años a mujer que estafaba en el cementerio de Apopa

Flor María Mendoza Centeno, de 63 años, ex administradora del Cementerio Municipal de Apopa, fue condenada a seis años de prisión por vender nichos en el camposanto y no reportar ese dinero a las arcas de la municipalidad. Por el contrario, la mujer se apropiaba del dinero que les cobraba a los dolientes.

La mujer fue capturada el pasado 27 de marzo de este año y fue condenada el pasado 28 de julio por el Tribunal Sexto de Sentencia de Salvador, quien la encontró culpable de estafar a tres de las cinco víctimas cuyos procesos se habían judicializado.

Según el expediente judicial, las víctimas se presentaron a las oficinas administrativas del Cementerio Municipal de Monte Sinaí, de Apopa, situado en el Cantón San Nicolás, con el objetivo de obtener un nicho para enterrar cada uno a su familiar fallecido entre los años 2009 y 2010.

Entonces, la mujer les explicaba a los interesados cuáles eran los planes de pago y la clase de nichos que había, luego les adjudicaba la parcela en el jardín Bienaventuranza.

Les cobraba los montos y posteriormente, cuando las personas llegaban a pedir el comprobante luego de pagar un año a plazos, se enteraban que no se les había asignado ningún nicho y que no había ninguna persona enterrada en ese lugar.

Tal es el caso de Fidelina Sánchez, quien se presentó al cementerio el 12 de enero de 2010, apenas 24 horas después de perder a su esposo para adquirir un nicho en el cementerio municipal de Apopa.

La mujer les dijo que debían pagar $19.31 de inmediato y después otros $60 por los derechos de enterramiento. Posteriormente, que quedarían pagando $19.31 y $3 más por mantenimiento durante 11 meses. Fue hasta en enero de 2013 que llegó a cancelar lo que debía y se enteró que no había ningún nicho a su nombre, pero sí había una persona enterrada en ese terreno.

Y le volvieron a exigir el pago de $79.31. Fue ahí que se dio cuenta que había sido víctima de estafa junto a otras personas.

Lo mismo le ocurrió a Lilian Méndez, quien se hizo presente el 14 de julio de 2010 para adquirir un nicho para su hermano, quien acaba de fallecer.

Se entrevistó con la administradora del cementerio quien les otorgó una parcela a cambio de pagar $200 y le dijo que debía pagar $60 más por el derecho de enterramiento y que solo se quedaría pagando $3 de mantenimiento.

Ellos pudieron enterrar a su hermano sin ningún problema. Sin embargo, la estafa salió a la luz cuando la mamá de ambos llegó a la alcaldía a ponerse al día con los pagos de mantenimiento en julio de 2012 y fue entonces que le dijeron que no había ningún nicho a nombre de su hija, ni había una persona enterrada ahí. Y le exigieron el mismo pago de $200 más los intereses a la fecha.

Estos son tan solo de los casos que llegaron a los tribunales, pues se supone que hay al menos una docena de casos. La mujer, quien fue encontrada culpable, y deberá pagar su condena en prisión.

Comentarios