• Diario Digital | sábado, 20 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Juzgado aplicó extinción de dominio

Confiscan vehículo y $9,980 a comerciante que llevaba dinero oculto en una almohada

Según sus abogados, el día de la detención Serrano Hernández portaba el dinero porque había negociado un carro con un vendedor.  En su vehículo se encontró, además, una pistola y marihuana.

acajutla
Foto de referencia.
Confiscan vehículo y $9,980 a comerciante que llevaba dinero oculto en una almohada

Un comerciante de comida radicado en Acajutla que fue capturado con una pistola y 9,980 escondidos en un almohada fue acusado por los delitos de lavado de dinero y portación ilegal de armas de fuego. Al no poder comprobar la procedencia del efectivo, el juzgado Especializado de Extinción de Dominio le confiscó un vehículo, además del dinero.

Emerson Adenilson Serrano Hernández fue detenido el 17 de febrero en la carretera que de la frontera La Hachadura conduce hacia Sonsonate, con dicha suma de dinero. Al momento de su captura iba con su esposa, sus dos hijos y dos hombres más, uno de los cuales también fue detenido por llevar consigo varias onzas de marihuana. 

De acuerdo a la acusación físcal, la noche de su captura un retén de la Policía le hizo señal de alto sobre en el kilómetro 110 de la carretera que conduce hacía la frontera La Hachadura. Serrano Hernández viajaba como acompañante, pero el vehículo era de su propiedad. 

Al inspeccionar el vehiculo, los agentes localizaron una almohada en la que el imputado apoyaba un pie que tenía enyesado. Al revisarla encontraron cinco fardos con billetes de $20 en una bolsa roja. 

Según los agentes policiales, al ser consultado sobre la procedencia del dinero el imputado dijo que era producto de sus ahorros; sin embargo no presentó ninguna documentación que lo demostrara. Además en el bolso de su esposa fue localizada un arma de fuego, que Serrano Hernández dijo era suya, pero tampoco presentó permiso de portación.

Los abogados defensores del imputado  argumentaron que el dinero no tenía procedencia ilícita y $8,000 habían sido prestados por Jeremías Herrera, un constructor sonsonateco. Herrera acudió como testigo a la audiencia y confirmó la versión de la defensa. Mientras que el dinero restante -según la defensa- eran los ahorros de su familia que se dedica a la venta de comida en Acajutla.

Según sus abogados, el día de la detención Serrano Hernández portaba el dinero porque había negociado un carro con un vendedor.  

Sus abogados sostienen, además, que Serrano Hernández laboró para una compañía naviera durante algunos años, lo que le permitió ahorrar bastante dinero cada vez que viajaba; sin embargo la Riscalía solicitó un reporte migratorio del imputado el cual indica que solo registró una salida a Guatemala en el año 2012.

El ministerio público presentó, además, documentación de los antecedentes penales de Serrano Hernández. En ellos se constata en 1996 fue condenado a dos años de prisión por el delito de hurto; años después enfrentó otros procesos judiciales por delitos como  agrupaciones ilícitas y extorsión, de los cuales fue sobreseído.

El jueza  valoró las pruebas presentadas por la Fiscalía y ordenó que tanto el vehículo en el que se conducían como $9,980 pasaran a poder del Estados, mientras que Serrano Hernández aún debe enfrentar la audiencia preliminar por los delitos de lavado de dinero y activos y portación ilegal de armas de fuego en el juzgado de Jujutla, departamento de Ahuachapán.

Comentarios