• Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:46

Sucesos - Hecho confuso

Atacantes del policía asesinado en Guazapa andaban alerta y pensaron que el agente era pandillero

Fuentes consultadas comentaron que los sospechosos explicaron que pandilleros asesinaron a familiares, y que debido al accionar delincuencial en la zona todos los pobladores andan “chiveados”.
homicidio de agente
Imagen de referencia
Atacantes del policía asesinado en Guazapa andaban alerta y pensaron que el agente era pandillero

Edgar Ovidio González Ostorga y Nicolás Humberto González, son los principales sospechosos de haber asesinado al agente Gabriel Ángel Cortez Martínez la noche del martes en el kilómetro 19 de la carretera Troncal del Norte, cantón Santa Bárbara, jurisdicción de Guazapa.

Según la Policía, a los sujetos les decomisaron dos armas de fuego que tenían registradas de manera legal; además, los detenidos no tienen antecedentes criminales y no son pandilleros.

Las circunstancias en las cuales ocurrieron los hechos tampoco fueron detallados por las autoridades.

La noche del martes cuando el agente Martínez fue asesinado, viajaba en la motocicleta placas M 19669, hacia su lugar de residencia. Vestía chumpa negra, jeans azul y tenis.

Mientras que los sujetos, de acuerdo con el reporte policial, se conducían en la moto placas M 383-027.

En un momento determinado, los sospechosos dispararon contra el agente Martínez, al punto que ni siquiera tuvo oportunidad de sacar su arma de equipo para defenderse de los atacantes.

Esos momentos en que sucedió el tiroteo aún no han sido revelados por las autoridades, al menos en esta etapa de la investigación.

Hipótesis de ese momento

Una fuente consultada por este medio comentó, al respecto, que los dos sujetos que también viajaban en moto dieron alcance al policía hasta colocarse a la par.

"Cuando vio a los dos hombres a la par de él y en moto sintió desconfianza ―por lo que el agente  se tocó su pistola”, comentó la fuente en referencia a que el agente con su gesto pretendió intimidar a los dos sujetos.

No obstante, al ver la acción del policía, uno de los sujetos sacó su arma de fuego y sin pensarlo abrió fuego sin imaginar que se trataba de un policía, aparentemente creyeron que era un delincuente.

"Ellos lo vieron raro y quizás el agente también los vio así; como eran dos y al quedar cerca con el policía se quiso tocar el "cuete" cuando iba en marcha en su motocicleta”, comentó el informante.

"Cuando se fue a tocar la pistola y quiso sacarla los dos sujetos fueron más listos, le dispararon y lo asesinaron", explicó.

Sospechosos dicen que pandilleros mataron a sus familiares

Según el informante, los detenidos explicaron que pandilleros habían asesinado a sus familiares y que debido al accionar delincuencial en la zona todos los pobladores andan “chiveados” (alerta).

“Los de la moto tienen familiares que ya anteriormente se los habían asesinado algunos pandilleros, entonces andaban ariscos y vieron al policía "chiveado" y que se quiso tocar el "cuete" por eso, se lo dieron”, comentó la fuente consultada.

Tras recibir los disparos, el agente Martínez cayó cerca de una barranca en el límite del cantón Santa Bárbara y caserío Guaycume de Guazapa.

Se informó que los sujetos se bajaron de la moto para verificar si el motociclista había muerto; esperaron a que llegara la PNC –no se detalló quién informó a las autoridades ―y no se fueron del lugar creyendo que se habían deshecho de un delincuente, sin imaginar que se trataba de un policía.

“Los pandilleros los han hecho leña, por eso andan bien “chiveados”, comentó la fuente consultada.

De momento, el caso ya fue retomado por la División Central de Investigaciones (DCI) y los sospechosos fueron llevados a la División Élite contra el Crimen Organizado (DECO).

La PNC informó que ambos son residentes de la Lotificación Andalucía, en ese municipio.  

Comentarios