• Diario Digital | Miércoles, 20 de Marzo de 2019
  • Actualizado 09:26

Sucesos - VIOLENCIA

Desaparece mujer a la que pandilleros ya habían intentado asesinar y que advirtió a su madre que se preparara para lo peor

Virginia Gonzáles había sido rescata de morir en manos de pandilleros, quienes la ataron a un árbol para luego enterrarla, en ese momento la PNC logró encontrarla y salvarla. Ahora está desaparecida. 

Foto tomada de redes sociales
Foto tomada de redes sociales
Desaparece mujer a la que pandilleros ya habían intentado asesinar y que advirtió a su madre que se preparara para lo peor

Una joven de 20 años, que ya había sido rescatada de morir en manos de pandilleros en abril de este año, ahora está desaparecida desde el pasado 7 de noviembre, cuando sujetos armados la llegaron a sacar de su vivienda en El Tránsito, San Miguel.

Ana Virginia Gonzáles es una joven de 20 años de edad que se había independizado desde muy pequeña de la casa de su madre en un departamento del oriente del país, pues conoció amistades en Facebook que la llevaron a trabajar a San Miguel.

“A ella le dijeron que en San Miguel había trabajo y que le iban a pagar bien, por eso se fue”, aseguró su madre a este medio.

Según su progenitora, ella laboraba en un local en el que se comercializaban dulces; sin embargo, poco tiempo después de su desaparición, se dio cuenta que trabajaba como cajera de un bar, en el que algunas mujeres prestaban servicios sexuales.

Desde que se fue a San Miguel para trabajar, madre e hija hablaban todos los días por teléfono a altas horas de la noche o iniciando la madrugada. Su madre cuenta que la joven se preocupaba por su salud y le pedía que se cuidara y que tomara las medicinas para el corazón.

Todo parecía ser normal, hasta que ella notó cambios de ánimo en su hija. “La escuchaba preocupada y con un tono de voz extraño, le pregunte qué le pasaba y solo me colgó el teléfono”, aseguró su madre, quien no pudo contener las lágrimas al contar lo que estaba ocurriendo con la menor de todos sus hijos.

Se salva milagrosamente de morir

Fue el pasado 14 abril que pandilleros de la MS-13 habían privado de libertad a la joven y la tenían amarrada a un árbol cerca del puente que va hacía San Rafael Obrajuelo. 

En ese momento, los delincuentes no se percataron que ella tenía un celular y que al encenderlo activó el GPS, por lo que agentes de la Policía Nacional Civil dieron con el lugar en el que estaba.

En ese momento, capturaron  en flagrancia a los pandilleros y otros resultaron eliminados tras el enfrentamiento con los agentes.

"En el lugar ya había un hoyo en el suelo en donde la iban a enterrar, esa vez mi hija se salvó de milagro”, recordó su madre, quien espera encontrar algún indicio que la lleve con su hija.

Desde ese día, Gonzales vivió con temor por lo que pudiera pasarle, algo que se volvió una realidad a principios de noviembre.

Tras el primer intento de asesinato del que había sido víctima, ella vivía en zozobra llegando a confesarle a su madre sus mayores temores: “Esta vez no me voy a salvar mamá, debes estar preparada para lo peor”, fueron las duras palabras que escuchó de su hija.

Angustiada, su progenitora le rogó a su hija en reiteradas ocasiones que regresara a su casa y que buscaran irse del país para que su vida ya no corriera peligro, algo a lo que Gonzáles no quiso acceder.

Sin pistas

Ya son once días que van desde que sujetos desconocidos a bordo de un automóvil celeste llegaron a su casa a sacarla a punta de pistola, testigos del hecho se negaron a brindar información sobre lo ocurrido por temor a las amenazas que recibieron.

Sin embargo, la Policía Nacional Civil recibió información sobre el hecho y han iniciado una investigación por el hecho.

Hasta este momento, su madre desconoce las razones por las que han atentado contra la vida de su hija, ya que ella siempre fue muy reservada con sus cosas y jamás le platicó de los problemas que tenía porque no quería angustiarla.

La semanada pasada apareció muerta una mujer que vivía en el mismo sector que Gonzales, quien fue fue reportada como desaparecida. El pasado martes fue localizada sin vida en el departamento de Usulután.

Si usted conoce una pista que ayude a esta familia a dar con el paradero de esta joven, puede comunicarse directamente con este medio. Sus familiares agradecerán cualquier tipo de información.

Comentarios