• Diario Digital | domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Santa Ana

“Es un dolor y una pesadilla que no le deseo a nadie”, dice madre de alumno de la UES desaparecido hace 7 meses

El día en que Flores desapareció a vestía una camisa celeste manga larga, un pantalón negro y zapatos café.

Estudiante Medicina UES
Kevin Eduardo Flores López, de 25 años de edad, se encuentra desaparecido desde el 17 de agosto del 2018.
“Es un dolor y una pesadilla que no le deseo a nadie”, dice madre de alumno de la UES desaparecido hace 7 meses

A casi siete meses de haber desaparecido el estudiante de la Universidad de El Salvador (UES) de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente, Kevin Eduardo Flores López, de 25 años de edad, sus familiares viven una fuerte angustia y preocupación por no saber nada de él.

"Es un dolor grande, angustioso y una pesadilla que no se le desea a nadie. Cada día es un día de esperanza", dice la madre del joven estudiante desaparecido.

Flores, desapareció el viernes 17 de agosto del 2018 a las 4:00 de la tarde luego de finalizar su jornada de estudios en la UES de Santa Ana y dirigirse hacia su casa lo cual nunca sucedió, de acuerdo a la explicado por su madre.

Desde entonces, la familia vive todo un calvario. Asegura que ella junto a otros familiares ya anduvieron en Metapán, Santa Ana, San Miguel, La Unión y en la frontera de El Salvador con Guatemala en busca de su hijo, pero sin tener ningún resultado. 

"Lo que nos interesa es que regrese a casa, nosotros no vamos a tomar repercusiones con las personas involucradas en su desaparición, porque considero que no somos son quienes para juzgar, condenar ni salvar a alguien", manifestó la preocupada madre. 

Pidió a los padres de familia de El Salvador a doblar rodillas y poner en manos de Dios a los hijos para que este tipo de hechos no los alcance. 

"Como madre le suplicaría que si algunas personas lo tienen privado de libertad que se ponga la mano en el corazón y lo liberen, que ahora es ella quien sufre por esa situación, pero en el futuro pueden ser ellos", sentenció.

La fe de volverlo a ver 

La madre del joven explicó que luego de unos días de que el joven desapareciera interpusieron la denuncia en la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR). Sin embargo, lamenta que hasta el momento no haya obtenido respuesta. 

Hasta ahora no sospecha de nadie que esté involucrado en la desaparición del joven y sostiene que el caso lo llevan la Policía y Fiscalía, pero de momento solo le han manifestado que el caso continúa en investigación.

Como toda madre desesperada por encontrar a su hijo, hizo un llamado a las autoridades a que le ayuden a encontrar a Flores. Sin embargo, no pierde la fe de volver a encontrarlo. 

Toda la familia de Flores junto a él asistían a la iglesia evangélica Elim de Santa Ana. Incluso al saberse de su desaparición, han realizado vigilias, ayuno y oraciones para que aparezca.

"He soñado con él, Dios nos muestra que está vivo y lo sueño que él viene. Ponemos la fe en Dios en que va aparecer", señaló confiada la madre de Flores.

Manifiesta que le ha sorprendido el hecho de que muchas otras iglesias evangélicas y la iglesia católica le han apoyado mucho en cuanto a realizar constantes cadenas de oración para que su hijo aparezca vivo.

Cuenta que después de la desaparición de su hijo su vida ha cambiado por completo y no hay un día en que no piense en él. "Han arrancado una parte de mi corazón", expresa.

El día en que Flores desapareció vestía una camisa celeste manga larga, un pantalón negro y zapatos cafés. Cualquier información sobre su paradero pueden comunicarse al teléfono: 7542-5103.

Comentarios