• Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:16

Sucesos - Crimen

Hombre con problemas mentales decapita a promotora social de alcaldía de Nejapa porque decía que él tenía VIH

Un agente de la corporación policial detalló que cuando se detuvo al hombre expresó sin mayor remordimiento que no se arrepentía de haber cometido el crimen y que lo volvería a hacer. 

Nejapa2
Imagen de Roxana del Carmen Brizuela de Dueñas, de 39 años.
Hombre con problemas mentales decapita a promotora social de alcaldía de Nejapa porque decía que él tenía VIH

Agobiado por los problemas mentales, Ovidio Rivas Benítez, de 63 años, decapitó a su sobrina política, una promotora social de la Alcaldía de Nejapa porque decía que él tenía VIH, de acuerdo a lo informado por fuentes policiales. 

La víctima fue reconocida como Roxana del Carmen Brizuela de Dueñas, de 39 años, quien era sobrina de la esposa de Rivas Benítez.

El informe policial indica que el sexagenario llegó violento y armado con un corvo a la vivienda de Brizuela, donde vivía junto con su hija en el cantón El Bonete, municipio de Nejapa, al norte de San Salvador. La intención era asesinarla.

El trágico hecho sucedió a las 6:00 de la mañana del martes y la Policía llegó aproximadamente veinte minutos después de recibir la denuncia ciudadana en el Sistema de Emergencias 911.

El cuerpo de Brizuela presentaba una lesión profunda en el cuello realizada con arma blanca (corvo). Algunos vecinos colocaron una manta encima del cuerpo de la mujer para evitar que gente curiosa entrara a la casa a ver la escena.

Según la hipótesis que la Policía obtuvo de alguien cercano al lugar, la víctima fue asesinada porque el sujeto estaba molesto con la víctima por supuestos rumores que ella habría andado diciendo de él. Según la fuente policial, ella habría dicho que Rivas padecía de VIH, algo que lo habría sacado de sus estribos y lo llevó a cometer el crimen. 

Esa es la versión preliminar que maneja la Policía, sin embargo, serán las investigaciones que detallen las causas principales que hicieron que Rivas -un hombre con aparentes problemas mentales- asesinara a sangre fría a la sobrina de su esposa. 

Se presume que cuando el sujeto ingresó a la vivienda no se encontraba el esposo de la víctima, quien labora como miembro del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) de San Salvador. Por lo que, por ahora, se desconoce que haya testigos presenciales del homicidio. 

Sin arrepentimientos 

Después de haber cometido el crimen, el sujeto huyó del lugar pero debido a la colaboración de los lugareños se pudo ubicar en otro lugar del mismo cantón. Cuando fue intervenido por la Policía, aún tenía rastros de sangre en la camisa que vestía.

"Al verlo a simple vista se nota que es una persona con trastornos mentales, aunque no se puede determinar si lo es ya que se debe de someter a un análisis psiquiátrico para comprobar esa hipótesis", sostuvo un agente de la Policía.

Otro agente de la corporación policial detalló que cuando se detuvo al hombre expresó sin mayor remordimiento que no se arrepentía de haber cometido el crimen y que lo volvería a hacer. 

La fuente policial establece que Rivas no tiene antecedentes delictivos o denuncias por maltrato o amenazas. en perjuicio de otras personas.

El detenido fue llevado hacia las bartolinas de la delegación policial de Apopa, donde quedará resguardado por 72 horas y posterior a los tres días la Fiscalía presentará el requerimiento en un Juzgado de Paz de Nejapa.

Una promotora social que velaba por el derecho al agua

El Salvador Times consultó con algunos compañeros de la víctima en la alcaldía de Nejapa y la describieron como una mujer bastante activa, quien siempre vertía opinión sobre alguna temática.

Era bastante conocida y querida en la zona, ya que había sido promotora de salud y tenía bastante experiencia en andar en el campo y tratando con las personas. Tenía aproximadamente siete meses de trabajar en la comuna nejapense en la Unidad de Participación Ciudadana.

"Ella era la persona más linda como compañera de trabajo, servicial, muy llevadera con la gente y sus comunidades", sostuvo una compañera de trabajo.

La misma compañera cree que los rumores de que el sujeto tenía algún interés pasional en ella no son válidos, más bien dice que el señor es una persona con problemas mentales.

Recordó que ella tenía años de estar luchando y defendiendo a la población de Nejapa para que tuvieran derecho al agua, además fue miembro de la Asociación Salvadoreña Humanitaria Pro-Vida hace un par de años.

"Hago un llamado a toda la población salvadoreña que se encuentre en una situación sospechosa de violencia para que lo denuncie ante las autoridades y evitar este tipo de tragedias", dijo la compañera de trabajo de la promotora social.

Comentarios