• Diario Digital | jueves, 13 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Mejicanos

A 7 años que terroristas quemaran un microbús con sus 17 ocupantes, ¿qué ha sido de los responsables?

Sobre el hecho fueron procesados cuatro pandilleros mayores y dos menores; uno ya está en libertad.

A 7 años que terroristas quemaran un microbús con sus 17 ocupantes, ¿qué ha sido de los responsables?

El domingo 20 de junio del 2010, pandilleros de una clica de la estructura terrorista 18 incendiaron un microbús de la ruta 47 en horas de la noche en la colonia Jardín de Mejicanos, San Salvador. En el hecho murieron calcinados 17 pasajeros y 15 más resultaron con quemaduras.

Los delincuentes secuestraron la unidad de la ruta 47, la incendiaron y le dispararon a las personas que intentaban escapar por las ventanas.

De acuerdo a la Fiscalía, el autor material del hecho fue el pandillero Gustavo Ernesto López Huezo, quien obligó al motorista de la unidad a que se desviara de la ruta hasta el lugar donde estaban los otros pandilleros para incendiar el microbús.

El mismo López se encargó de trasladar un garrafón con gasolina con el que posteriormente, con la ayuda de otro pandillero, rociaron el automotor y le prendieron fuego.

La Fiscalía sostuvo que el hecho se debió a una venganza, pues ese mismo día se realizaba la vela del cuñado de López Huezo, que había sido asesinado un día antes.

Pandilleros condenados

La Policía detuvo a cuatro pandilleros adultos y dos menores por su participación en la quema del microbús, posteriormente estos fueron procesados en los tribunales respectivos.

Los dos menores, de 15 y 17 años, fueron procesados en el 2011 por el juzgado Primero de Menores y enviados al Centro de Internamiento de Menores en Ahuachapán. Al menor de los condenados le impusieron cinco años de internamiento y está libre desde inicios de 2017, mientras el otro completará 15 años tras las rejas.

En tanto, Gustavo Ernesto López Huezo fue sentenciado en el 2013 por el juzgado Especializado de Sentencia C de San Salvador a cumplir una condena de 66 años por su participación como autor intelectual de la masacre y actualmente guarda prisión en el penal de Izalco.

El otro pandillero adulto procesado fue Carlos Oswaldo Alvarado, quien fue condenado en marzo del año pasado a purgar una pena de 410 años de prisión.

A los seis se les acusó de los delitos de agrupaciones ilícitas, homicidio agravado y homicidio agravado tentado en perjuicio de 17 personas fallecidas durante el ataque.

Comentarios