• Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:53

Sucesos - Especial: perros policía

Instructor de unidad canina: A un aficionado se le encontró marihuana en una pizza que intentaba introducir al estadio

“Vemos que en el narcotráfico se utilizan diferentes tipos de actores y la mayoría de veces eso no funciona, porque ellos ven el nivel que tenemos nosotros pero no ven la capacidad que tiene el can para detectar las sustancias”.
Instructor K9
Imagen de Roberto, instrucctor de la unidad canina K9 de la DAN.
Instructor de unidad canina: A un aficionado se le encontró marihuana en una pizza que intentaba introducir al estadio

Roberto (nombre cambiado por seguridad) es un agente policial de 36 años con un cargo de instructor canino dentro de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC).

En la actualidad es uno de los instructores de perros de la unidad canina K9 quien lleva tres años desempeñándose en el puesto.

Roberto conversó con El Salvador Times y relató acerca de un caso insólito que le tocó cubrir junto a su compañero canino en la entrada del estadio Cuscatlán, así como los cursos internacionales que ha sacado fuera de El Salvador.

¿Qué caso insólito de droga ha descubierto con los perros?

Hay muchos casos raros de los que se pudieran hablar. Lo que es en el estadio Cuscatlán, algunas veces vamos a cubrir la seguridad de eventos deportivos.

En cierta ocasión una persona iba con una pizza hacia dentro del Cuscatlán y el perro detectaba la pizza y trataban de disimular diciendo: Tiene hambre el perrito, no le han dado comida, pero nosotros con la experiencia que tenemos en el campo, hicimos que el aficionado abriera la caja y aparentemente no se miraba nada, pero al darle vuelta, dentro de la pizza iban las porciones de marihuana.

Era un aficionado de cierto equipo capitalino de fútbol. Además de mi persona, están mis compañeros que si ellos pudieran comentar toda las experiencia que han tenido en donde generalmente la droga siempre va ir oculta como el dinero.

Muchas veces nos han dejado sorprendidos estos perritos cuando, por ejemplo, la sustancia está en una parte alta, donde no pueden llegar,  los perros se sientan viendo hacia arriba y eso ya nos indica a nosotros donde está la droga.

Por eso es que los perros son entrenados desde un método fácil-fácil a un método fácil-difícil en donde ya se incluyen diferentes distractores. Pueden ser distractores olfativos, visuales, y auditivos en donde ellos están acostumbrados a ese tipo de circunstancias y pues gracias a ellos la unidad ha tenido mucho éxito hasta la fecha.

¿Cuánto tiempo tiene usted de ser instructor de perros en la DAN?

De estar acá tengo siete años, durante este tiempo me he desempeñado como guía canino y posteriormente como instructor. De eso llevo ya tres años.

¿Cómo le nace el hecho de ser instructor en la DAN?

Esto de trabajar con los animales fue una vocación muy aparte que existe. Siempre que va haber convocatoria para esta unidad, la gente que está dispuesta y si tiene esa vocación acude a esas convocatorias.

Fue en mi caso en el 2012 que acudí a una convocatoria abierta a toda la Policía en donde me hicieron diferentes pruebas de aptitudes y después de pasarlas uno queda apto para el curso que dura tres meses y pues desde esa fecha yo tenía desde mucho tiempo atrás las ganas de estar en esta unidad. Esta fue la unidad que fue mi objetivo desde que yo ingresé a la Policía Nacional Civil (PNC) y gracias a Dios ya son siente años de estar acá en donde el 2012 estuve en el curso básico.

Un año después tuve la oportunidad de asistir a un curso internacional  de tres meses de guías de perros en Bolivia con la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico en donde gracias a Dios obtuvimos el primer lugar y después en el 2016 se me presentó la oportunidad de ir al curso de instructores que fue dado en la ciudad de San José, Costa Rica, y desde esa fecha estamos acá, trabajando y sirviendo como instructor canino.

¿Qué se necesita para ser un instructor canino?

Aparte de lo que es la vocación, muchas ganas y demostrar que se tiene la capacidad ya que los animalitos no son como las personas y son más difícil de entender. Entonces hay que aprender ese lenguaje corporal de los animales y así irse adaptando a los diferentes tipos de canes para poder desempeñar un buen trabajo.

Con eso ellos pueden tener un éxito ya cuando se desempeñen en sus funciones a lo largo y ancho del país.

¿Cuántos perros ha entrenado desde el tiempo que ha estado en la DAN?

Sí, aproximadamente hemos entrenado unos 15 canes y los demás que están aquí como asignados a la unidad están en constante reentrenamiento también. Acá nos mantenemos siempre activos en el entrenamiento con éstos animalitos.

¿Recuerda alguna anécdota en especial con algún caso que se investigó en los últimos años?

Bueno, hubo muchos casos y algunos perros que sobresalen, pero hablando con experiencia propia, yo tenía mi perra de nombre "Orca" que era de la raza Pastor Belga Malinois. 

En cierta ocasión en el año 2015, en un control vehicular de la carretera hacia la Hachadura, municipio de San Francisco Menéndez en Ahuachapán, estábamos en la revisión de unos autobuses, de repente la perra comenzó alertar, cambió su postura corporal, aumentó su respiración, el movimiento de su cola y eso generó una pauta que allí había algo.

Comenzamos a darle más libertad a la perra, en ese momento ella se movía en un rango de lo largo de tres asientos del autobús y yo le di la libertad que necesitaba cuando llegó y se sentó. Yo comencé a buscar en el lugar y no encontraba nada pero seguí buscando.

De repente, lo que encontré fue un aproximado de cuatro semillitas de marihuana metidos entre el asiento y la pared del bus. Eso me dejó sorprendido de la capacidad que tienen para detectar drogas.

En otra ocasión, en un bus internacional, la perrita alertaba en una cosmetiquera y al revisarla lo que yo veía era shampoo, jabón y cuestiones de aseo personal y eso me despertó curiosidad. Cuando fui a revisar, resulta que en el jabón venían pegadas unas semillitas también de marihuana.

No son cantidades grandes que se incautan, pero si se mide la capacidad del olfato que tiene el ejemplar. También vemos allí que en el narcotráfico se utilizan diferentes tipos de actores y la mayoría de veces eso no funciona, porque ellos ven el nivel que tenemos nosotros pero no ven la capacidad que tiene el can para detectar las sustancias.

Guía de perros

Comentarios