• Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:15

Sucesos - Según PNC

Marero detenido en Guatemala era el encargado de comprar armas para la MS

El sujeto era reclamado por las autoridades desde la Operación Jaque y según se ha determinado era quien compraba las armas de los pandilleros en Guatemala.

José Isaías Flores de Paz, MS detenido en Guatemala
José Isaías Fores de Paz, acusado de ser quien armaba a la MS. Foto: Diana Arias
Marero detenido en Guatemala era el encargado de comprar armas para la MS

El supuesto delincuente de la MS capturado el martes en Guatemala y deportado ayer mismo a El Salvador era el encargado de tomar las principales decisiones en la estructura criminal a nivel nacional, además de ser el encargado de comprar las armas con las que la MS comete sus crímenes en el país.

Según las investigaciones realizadas José Isaías Flores de Paz, alias "Snaiper", era el cabecilla principal de la estructura que fue desmantelada en la Operación Jaque realizada a mediados de 2016.

El pandillero estuvo prófugo de la justicia desde entonces y se escondió en diferentes puntos de Guatemala, donde además compraba las armas para suministrar a sus compinches.

Flores de Paz formaba parte de la lista de los 100 más buscados de la PNC en El Salvador y fue entregado en las últimas horas por las autoridades guatemaltecas tras un operativo realizado en San José Pínula.

Niega que sea quien arma a los criminales

El señalado aceptó ser parte de la MS, pero negó que se encontrara en el vecino país comprando armas. "Eso se tiene que aclarar en un juicio", alegó Rivas, quien tiene tres órdenes de captura vigentes por los delitos de homicidio y actos de terrorismo.

Las investigaciones señalan que "Snaiper" habría salido del país a inicios de 2016 junto a otros dos compinches para buscar armas de alto impacto para dar respuesta a las acciones del gobierno en contra de las pandillas.

El delincuente habría evadido a la justicia en varias ocasiones ya que utilizaba dos identidades: José Isaias Flores de Paz y Pedro Benjamín Rivas Zelaya.

Comentarios