• Diario Digital | lunes, 16 de diciembre de 2019
  • Actualizado 07:58

Sucesos - SONSONATE

El último viaje de Anselmo, un pastor evangélico que murió por la imprudencia de un joven sin licencia

Salió a comprar mariscos con la intención de abastecer su pequeño negocio con el que se ganaba la vida y pagaba sus estudios de teología.

El último viaje de Anselmo, un pastor evangélico que murió por la imprudencia de un joven sin licencia

Anselmo Rodríguez se levantó temprano y partió desde su vivienda en Sonsonate con dirección a San Pedro Puxtla, Ahuachapán, a bordo de su motocicleta, sin saber que ese sería su último viaje en esta vida. 

Él se congregaba en una iglesia evangélica donde era pastor; el templo le quedaba cerca de su casa y ese día de la tragedia había salido a comprar mariscos con la intención de abastecer su pequeño negocio y de esa manera salir adelante. 

Con las ganancias que le dejaba la venta de los mariscos cubría sus necesidades básicas y pagaba sus estudios de teología en el Instituto Bíblico Bethel de Sonsonate; sin embargo, su esfuerzo se vio interrumpido la mañana del martes 12 de noviembre. 

Autoridades explicaron que el pastor recorría a bordo de su motocicleta la calle que limita los municipios de Santo Domingo de Guzmán y San Pedro Puxtla, sin imaginar que iba a ser víctima de la irresponsabilidad de otro conductor.

En el otro extremo de la ciudad, un joven de 19 años, de nombre Wilmer P. y su padre, también salieron desde temprano con el objetivo de llegar a Sonsonate. La falta de experiencia del muchacho le jugaría una mala pasada.

Llegando al límite de los municipios, Anselmo vio de frente la motocicleta donde se conducían padre e hijo, cuando estaban a escasos metros de distancia el joven perdió el control, invadió carril contrario y no hubo tiempo para reaccionar.

Las motos colisionaron de manera frontal y el impacto fue tal que los tres cayeron al suelo; quedaron tendidos en la carretera a varios metros de distancia de las motocicletas.

Lugareños dieron avisaron a las autoridades tras escuchar el sonido del choque; cuando la Policía llegó, Anselmo había muerto.

Tras el impacto frontal, el líder religioso cayó en la carretera y rebotó hasta quedar en la cuneta.

Invasión de carril y sin licencia de conducir

Inmediatamente, los agentes policiales verificaron el estado de las víctimas, se percataron que el joven y su padre estaban con vida, pero lesionados, los llevaron al hospital Jorge Mazzini para que fueran atendidos. 

Otro equipo se quedó en la zona de la tragedia, junto al cuerpo de Anselmo, esperando la llegada de la Fiscalía y del Instituto de Medicina Legal (IML) para el levantamiento respectivo. 

En el hospital, los policías pidieron los documentos a Wilmer, pero este les dijo que no tenía licencia de conducir, considerada una falta al reglamento de Tránsito. 

La Policía determinó que la invasión del carril del joven fue la causa del accidente, por eso lo mantienen bajo custodia en el hospital; será acusado del delito de homicidio culposo en perjuicio de don Anselmo.

Las autoridades dijeron que se mantienen en alerta, pues este es el segundo accidente de tránsito que cobra la vida de un motociclista en las últimas horas en Sonsonate; el primero ocurrió en el kilómetro 25 de la carretera hacia ese departamento donde un hombre perdió la vida. 

Comentarios