• Diario Digital | miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 07:03

Sucesos - Línea de investigación

Policía presume que a dueño de Termales de Santa Teresa lo mandaron a asesinar "porque les convenía más muerto que vivo"

La Policía maneja dos hipótesis, una de ella es que la esposa podría estar involucrada o que pandilleros lo asesinaron por no pagar la extorsión. Investigadores policiales buscan sustentar una de las dos, pues no hay testigos presenciales de los hechos. 

Marcos Batres
Marco Batres, propietario de Termales de Santa Teresa.
Policía presume que a dueño de Termales de Santa Teresa lo mandaron a asesinar "porque les convenía más muerto que vivo"

La Policía Nacional Civil (PNC) presume que el crimen el propietario de Termales de Santa Teresa, Marco Antonio Batres Bendix, se dio porque lo mandaron a asesinar "porque les convenía más muerto, que vivo".

En ese contexto, la Policía cree que fue "un encargo" de alguien a quien le convenía verlo muerto.

La linea de investigación policial apunta que una de las sospechosas es la esposa, pues tras la muerte de su cónyuge se muestra indiferente, incluso al siguiente día del crimen, ella abrió el negocio como si nada hubiese ocurrido en el lugar.

Tampoco descarta la Policía que los exempleados que contrató Marco Batres y que tenían vinculación con pandillas, lo hayan asesinado por resistirse a pagar extorsión.

Por esas situaciones, es que la Policía maneja esas dos hipótesis, en la que la esposa podría estar involucrada o que pandilleros lo asesinaron.

El problema que ha encontrado la Corporación Policial en el caso es que, cualquiera que sea la hipótesis, esta debe ser sustentada; pues de momento no hay testigos presenciales del hecho, ya que algunas personas no quieren hablar por temor.

Los avances 

Aunque no se tiene la confirmación de una hipótesis, luego de más de 15 días de investigación policiales se han mostrado algunos avances. Entre ellos, la fuente policial detalló que  Marco Batres tenía otras mujeres, aparte de la esposa y de la amante, por lo que esto podría potenciar algunas de las versiones que se tienen.

Asimismo, tras varias entrevistas con allegados se ha determinado que el empresario poseía un carácter temperamental.

Por otro lado, se maneja la información que días antes del crimen, unos sujetos habían estado departiendo en el interior del lugar y que estos habrían observado el movimiento en el centro turístico.Por lo que algunos han señalado que los vieron sospechosos. 

Según las investigaciones policiales, el cuarto donde dormía Batrres Bendix está como a unos 50 metros de donde duerme la servidumbre. Además, tras las verificaciones en la zona se ha determinado que el lugar es bastante vulnerable ya que hay varias entradas y en los alrededores es asediado por pandilleros de la Mara Salvatrucha.

Por otra parte, algo que ha llamado la atención de la Policía es que el vigilante, de 82 años, después de ocurrido el crimen ya no llegó a trabajar por temor a todo lo que pasó, pues el día en que fue asesinado el empresario, los sicarios lo inmovilizaron y lo dejaron amarrado.

Marco Batres fue asesinado con fusiles en la madrugada del martes 17 de octubre por cuatro hombres armados ,quienes lo estaban esperando a que saliera del lugar, y cuando abrió la puerta le dispararon con fusiles M-16 y pistolas calibre 9 milímetros.

Fuentes policiales han confirmado a este Diario que hay 10 investigadores policiales a cargo del caso y que dentro de las principales sospechosas del crimen se encuentra la esposa del empresario. 

Comentarios