• Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 13:34

Sucesos - Se fortalece nueva hipótesis

Cuerpo de la policía muerta en subdelegación de Mejicanos tenía tres disparos

Inicialmente, el hecho se consideró como un suicidio, pero se ha determinado que el arma de la agente Lorena Beatriz Hernández no estaba percutada.

Agente-suicida
Cuerpo de la policía muerta en subdelegación de Mejicanos tenía tres disparos

El cuerpo de la agente Lorena Beatriz Hernández tenía tres disparos, por lo que la hipótesis de un suicidio está casi descartada por completo. Así lo informó una fuente cercana a la investigación, que adelantó que ya se tiene preparado un nuevo informe sobre el caso, el cual será entregado a las autoridades en las próximas horas.

Actualmente solo están a la espera de los resultados de una prueba de balística para determinar que el arma de Hernández no estaba percutada (no se disparó), lo que fortalecería la línea de un asesinato y no de un suicidio. De confirmarse este hecho, el caso daría un giro inesperado, ya que incluiría acusaciones contra el hechor y posibles encubridores.

La noche del 31 de diciembre, la agente Hernández apareció muerta en los dormitorios de la subdlegación de Mejicanos. El hecho se manejó como un suicidio incluso en los canales de redes sociales de la Policía Nacional Civil (PNC).

Sin embargo, el lunes por la mañana se conoció que el novio de la policía, Néstor Alfonso Coto (también agente) había sido detenido, presuntamente como sospechoso por este caso. Coto estaba ebrio al momento de la captura.

Este periódico informó la mañana del lunes que, según la investigación, Hernández no presentaba rastros de pólvora en las manos, lo que hacía pensar que no fue ella quien se disparó. Esta mañana, el inspector Jaime Palma, citado por la periodista Roxana Ruiz, dijo que el arma de la víctima no fue disparada, "por lo tanto deja de considerarse un suicidio y se investiga el homicidio".

En los últimos tres días de diciembre y el primero de enero murieron seis agentes policiales en situaciones ajenas al cumplimiento de sus funciones, además, otra mujer permanece desaparecida.

El viernes por la madrugada fue herida Carla Mayary Ayala tras una fiesta en la sede del Grupo de Reacción Policial (GRP), la mujer permanece desaparecida; ese mismo día se suicidó otro uniformado en Chalatenango luego de dispararle a su esposa; la noche del 31 murió Lorena Beatriz Hernández dentro de la subdelegación de Mejicanos, además, murió Jaime Adalberto Alvarado Cerón a causa de una intoxicación alcohólica.

El 1 de enero se suicidó María Cristina Maldonado en una vivienda de Ilopango, y ese mismo día murió en un accidente de tránsito Julio Alexander Brizuela Quijada.

Comentarios