• Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:46

Sucesos - Niña permanece desaparecida

Quiénes eran las hermanas ejecutadas por pandilleros en Nejapa

Los familiares aseguran que no saben quien podría estar tras el hecho, pero remarcaron que su prioridad es encontrar a la bebé que está desaparecida.

familiares de las dos hermanas llegan a IML
Familiares de las dos hermanas asesinadas el miércoles llegan al IML / Diana Arias
Quiénes eran las hermanas ejecutadas por pandilleros en Nejapa

Los familiares de las dos hermanas asesinadas a tiros el pasado miércoles en la calle que conduce hacia Nejapa Power lamentaron la "pesadilla" que están viviendo, aunque aseguraron que de momento quieren enfocarse en encontrar a la bebé de dos meses que fue raptada y de la que las autoridades no conocen el paradero.

De momento, la Policía solo intuye que los mismos asesinos de las hermanas son quienes se llevaron a la recién nacida. 

"Es una pesadilla tener que estar pasando por esto, es algo indignante lo que han hecho con ellas", comentó una tía de Diana Lisbeth Lemus García, de 21 años, y de Yamileth Abigail Martínez, de 7, quienes fueron encontradas sin vida con un disparo en la cabeza.

La bebé es hija de Diana Lisbeth y -presumiblemente- de un criminal de la 18 Revolucionarios con el que formó pareja por un tiempo y quien solo fue identificado por la Policía como Enzo. Según la mujer, la niña es Alexandra Montserrat Lemus García, y es su estado el que los preocupa, "a nosotros nos tiene abatidos no saber nada de la bebé", explicó.

Las víctimas fueron privadas de libertad el miércoles después de las 4:00 de la tarde cuando salían del mercado Tinetti, donde permanecían por las tardes en un negocio de comida de su madre.

"Diana era una joven que solo en el puesto se mantenía y que de la casa se iba al mercado y del mercado a la casa, ese era su recorrido de todos los días", explicó su tía. 

Al final de la jornada en el comedor, la mujer, su hija y su hermana volvían a casa mientras su mamá vendía café para poder sacar más dinero y asegurarles el estudio.

El día de la desaparición, la niña de siete años llevaba puesto el uniforme del Centro Escolar República de Guatemala donde cursaba el primer grado. En esa escuela la recuerdan con mucho cariño por ser muy "alegre e inteligente".

Esa tarde la madre se despidió de ellas con la esperanza de encontrarlas en la casa más tarde, pero cuando llegó a la vivienda no estaban, pero no las reportaron como desaparecidas ante la Policía.

Fue hasta el día jueves cuando los familiares vieron unas fotografías de dos mujeres asesinadas publicadas en una página de Facebook, entonces las reconocieron. "En las fotos vimos los zapatos y el uniforme de Yamileth, por eso es que supimos que eran ellas y lo reportamos a la Policía", explicó.

La madre de ambas las reconoció en el Instituto de Medicina Legal, donde los cuerpos permanecieron hasta la tarde del viernes. La familia confirmó que la alcaldía de San Salvador le han ofrecido ayuda con los servicios funerarios para ambas.

Quienes eran las hermanas asesinadas

Según la información de familiares, Diana es la primera hija de Alicia, quien hace unos años viajó a Estados Unidos en busca de un mejor futuro para ella.

En Estados Unidos, Alicia tuvo otra pareja sentimental con quien procreó a Yamileth, por lo que la niña tenía esa nacionalidad.

Madre e hija permanecieron en la nación norteamericana hasta que Yamileth cumplió dos años y Alicia volvió a El Salvador, donde tuvo que rehacer su vida y para ello ocupó un puesto de comidas en el mercado Tinetti. 

Diana interrumpió sus estudios en noveno grado para poder ayudarle a su madre y su abuela en el negocio de comida y pupusería. Además, ayudaba en el cuido de sus tres hermanos menores, a quienes recogía en la escuela para llevarlos al mercado y de ahí a su casa, en una comunidad de San Salvador.

Nexos con pandillas

Pese a que la familia de las mujeres se han referido a ellas como una mujer y una niña "tranquilas", que "no se metían con nadie", la Policía Nacional Civil (PNC) investiga si entre los responsables está la expareja de Diana, quien presuntamente es el padre de la recién nacida desaparecida.

Según el director de la Policía, Howard Cotto, el hombre es conocido como Enzo, un miembro de la pandilla 18 con el que Diana sostuvo una relación en el año 2016, pero que actualmente se encuentra recluido en un penal.

Según Cotto existe la posibilidad de que otros miembros de la estructura criminal a la que pertenece Enzo sean los responsables del hecho, que podría ser originado por el hecho que Diana tenía otra pareja sentimental.

ENTÉRESE DE OTRAS NOTICIAS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Comentarios