Imprimir

Así fue la tormentosa relación que llevó a Fernanda Nájera a morir desfigurada en una finca de Ataco

Ernesto Pérez | 07 de febrero de 2019

Melvia Fernanda Nájera Quesada, de 23 años de edad, fue encontrada asesinada el viernes 1 de febrero en Ataco, Ahuachapán.
Melvia Fernanda Nájera Quesada, de 23 años de edad, fue encontrada asesinada el viernes 1 de febrero en Ataco, Ahuachapán.

"Pedimos que si fue él (Castillo) u otras personas que cometieron el hecho, que las autoridades hagan lo que tienen que hacer. Lo más indignante es que hayan dejado tirado al niño en una barranco y por ello pedimos se haga justicia", demandó el familiar de Nájera.

Melvia Fernanda Nájera Quesada, de 23 años de edad, conoció a Michael Alejandro Castillo Murga, de 19, cuando eran miembros de la asociación Scout de El Salvador en Ahuachapán; tuvieron una relación informal que llevó al joven a embarazar a la mujer y ahora él es el principal sospechoso de haberla asesinado y desfigurado.

La informalidad de la relación llegó hasta que Nájera con 21 años quedó embarazada de Castillo, quien para ese entonces tenía 17 años de edad y ya había sido advertido por su familia de no procrear hijos en el país.

Antes de conocerlo, Nájera estudiaba medicina en una universidad de Sonsonate, carrera que tuvo que dejar por su embarazo, posteriormente se dedicó a ser instructora de baile y practicar fútbol, según contó un familiar a El Salvador Times.

"No vivían juntos y nunca formalizaron su relación, él siempre la negó y no le quería dar su apellido al niño, fue en éstos días en que iban a realizar los trámites para reconocerlo", sostuvo el familiar de la joven madre.

En la casa de la familia Nájera, Castillo solamente fue visto en dos oportunidades cuando llegaba a recoger a su pareja y al hijo de ambos para salir. Incluso, una de esas veces “le dejó tirado el dinero debajo de una piedra y le dijo que era para el sostenimiento del niño", recordó el familiar.

El jueves 31 de enero, Castillo se reunió con su pareja en Apaneca para, supuestamente, ir a ver una casa en Santa Ana en la que iban a vivir juntos. El sujeto dijo haber elegido esa zona para que le quedara cerca la universidad.

Los afectados consideran que esa fue solo una excusa que el sospechoso usó para sacar de la casa a la joven sin levantar sospechas y poder atentar contra su vida y la del niño de aproximadamente dos años.

Acerca de él

Las autoridades no confirman la versión de la familia que acusa a Michael Alejandro Castillo Murga de ser el responsable del hecho, sin embargo, los inquieta el hecho que el hombre no aparezca.

Según lo que se ha investigado del universitario, nació en Estados Unidos y fue criado por una abuela en Apaneca, sus padres decidieron mudarse al extranjero y lo dejaron a su cuidado.

Estudió el bachillerato en el colegio "La Atarraya" y a principios de 2019 había pasado un curso de admisión para empezar a estudiar en la Universidad Autónoma de Santa Ana (UNASA).

La abuela de Castillo es una prominente empresaria de Ahuachapán quien tiene dos empresas y tras educarlo en su niñez le había advertido que no deseaba que tuviera familia y que en caso contrario lo iba a desheredar.

El temor a que su madre de crianza cumpliera con su palabra llevó a Castillo a no decirle nada sobre el nacimiento del niño producto de la relación con Nájera, además, comenzó a idear el plan que concretó a medias para deshacerse de ambos.

Sobre el paradero tras conocerse los hechos, las autoridades presumen que salió fuera del país, pero no se sabe a qué otra nación pudo haber huído, al tener ciudadanía estadounidense puede entrar y salir a cualquier otro país sin ningún problema. 

Consecuencias de la muerte

Dolor, impotencia, tristeza es lo que la muerte de la joven ha traído a su familia y amigos que la recuerdan como alguien sonriente que casi nunca se enojaba y que era la más extrovertida de los cuatro hermanos –tres mujeres y un hombre-.

La más afectada con el caso es la madre de Melvia quien al enterarse que su hija había sido encontrada muerta pasó unos días sin pronunciar palabra alguna debido al shock emocional que causó el hecho. Poco a poco la mujer fue recuperándose.

En el caso del niño que pasó tres días a la intemperie, se le ha diagnosticado un estado de shock el cual se sospecha es debido a que fue testigo de la forma en la que su progenitora fue asesinada.

"El niño se encuentra en el Hospital Nacional de Ahuachapán, al principio no hablaba, pero ya lo hace, y pregunta por su mamá. Su abuela lo llega a ver acompañado por otra muchacha", detalló una fuente del caso.

La abuela del menor tendrá que hacer un papeleo para solicitar la custodia del infante cuando le den de alta.

"Pedimos que si fue él (Castillo) u otras personas que cometieron el hecho, que las autoridades hagan lo que tienen que hacer. Lo más indignante es que hayan dejado tirado al niño en una barranco y por ello pedimos se haga justicia", demandó el familiar de Nájera.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sucesos/asi-fue-tormentosa-relacion-llevo-fernanda-najera-morir-desfigurada-finca-ataco/20190206190302054738.html


© 2019 El Salvador Times