• Diario Digital | Jueves, 20 de Junio de 2019
  • Actualizado 13:49

Guía para pasar un feliz mes del amor en la “friendzone”

Guía para pasar un feliz mes del amor en la “friendzone”

Hace un tiempo atrás puse interés en desentrañar los puntos que convierten a una persona en esclavo emocional de otra. Nuevamente retomo el tema de análisis en tiempos de lo “políticamente correcto”.

Tomando en cuenta que  la amistad en la “era de la falsedad” no es ya un tesoro simplemente un producto de consumo, podemos asegurar que el amor no existe como base de la solidaridad. Es tan solo un constructo social basado en intereses socio-económicos.

Es aquí que el rol del mejor amigo se da. En el pasado, pudo ser coincidencia este tipo de relaciones, pero en la actualidad la manipulación del otro es parte de la esencia de los idilios emocionales.

El  “best friend” es la versión de una víctima de algunos tipos de mujeres que enredadas en su  soledad y fracaso buscan un sustituto emocional. Existen mujeres que no pueden estar despojadas de su ego básico y deben tener a un naipe como opción  para sentir que no han perdido sus embrujos. Un hombre  debe seguir ciertas guías  para vivir feliz en la “friendzone”:

Vaya al súper: El mejor amigo debe tener el estoicismo de ir al supermercado y jalar el carrito mientras se buscan las ofertas de la semana. Su amiga saludará a gente conocida y lo presentará como su amigo. Hay que pensar que su imagen quedará como una piltrafa humana, pero no importa pues al final la falsa ilusión de una relación satisface el subconsciente masculino.

No buscar sexo: La mayoría de mejores amigos buscan sexo o esperan realizar la conquista a largo plazo. Puede existir la amistad entre hombres y mujeres, pero está se da en el marco de una evolución interna psicológica y sin ninguna  atracción física. Ahora, al darse ese nexo de amigo comodín, el hombre comete el gran error de querer pasar a la cama confundido por las atenciones de su amiga. Salir con una mujer no significa sexo seguro, representa que usted permanecerá en la relación hasta que aparezca el príncipe deseado por su amada.

Solo escuche: Un gran amigo  está para escuchar todas las quejas de su contraparte femenina. Tenga paciencia con la sufrida mujer y no vaya a interrumpir cuando le hable de pretendientes, problemas caseros burdos, temas relacionados al maquillaje o sus relaciones con los hijos. Si comete el error de querer opinar se arriesga a recibir un fuerte regaño o la amenaza de termina la amistad.

No tenga pareja: Una buena amiga codependiente es una celosa convulsiva. Si usted inicia una relación verdadera, caerá en un serio problema. Las mujeres no permiten competencia más con su mejor amigo. Harán lo posible por destruir su relación por medio de llamadas de urgencia, fingiendo enfermedades, crisis emocionales, apelando a ese rol de amigo incondicional y etiquetándolo en fotos en el Facebook.  Tenga claro que  su amiga no lo quiere, pero no desea perderlo frente a una rival, pues mientras no tenga donde encontrar su propia felicidad su condena es mantenerse encadenado a ese relación de codependencia.

Sexo no amor: Se da el caso que durante esos períodos de amistad y largas juergas, gracias a los excesos de licor, llegue a su objetivo. Una noche de lujuria donde el amigo piensa que su meta de conquista ha sido sellada. No será así. El licor inflama pasiones y produce mayor necesidad de cariño en algunas mujeres. Al día siguiente, lo sucedido será olvidado y si pretende recordar el encuentro sexual recibirá una respuesta basada en un error o peor aún de haberse aprovechado de la situación.

Un hombre de edad madura pretende saber todo sobre las relaciones amorosas, pero al caer en un círculo de codependencia emocional saldrá perdiendo casi siempre. Se expone a pasar años buscando amor y compañía en esa mujer que le gustó demasiado. En este caso, puede ser expuesto a un mismo daño psicológico, verbal o físico, ya que el abuso puede venir también por parte de algunas mujeres.

Las emociones muy profundas, en tiempos de crisis existencial, tienden a manifestarse en actos violentos y es necesario evitarlos. En el caso de los hombres codependientes, deben buscar ayuda inmediatamente y terapia, antes que a este listado se le puede sumar: la violencia pasional.

Por eso, atrévase  y rompa el círculo de la “friendzone” mientras pueda.

¡Feliz mes de los enamorados!